Alarma aumento y violencia en la que se ejecutan los crímenes de odio

Por: Nora Estrada

‘Preocupante’, ‘niveles históricos’, ‘inquietante’, ‘angustiante’, y ‘tenemos que detener ​esta ola’, fueron las expresiones de autoridades y supervisores al conocer los resultados del informe de crímenes de odio del Condado de Los Ángeles que revela no sólo ​hubo ​un aumento ​del​ 105 por ciento en 19 años, sino que​ fueron ​más violentos, principalmente por cuestiones raciales, religiosos ​y de​ transgénero​.

Los delitos contra latinos aumentaron un 10 por ciento, de 106 a 117. 

De acuerdo a la Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles (LACCHR, por sus siglas en inglés), los latinos eran un grupo objetivo más grande con mayor probabilidad de ser objeto de delitos violentos por motivos raciales. 

“En el 78 por ciento de estos delitos se utilizaron calumnias antimexicanas”, resalta el informe que presentaron ayer.

Segun el informe, los delitos de odio denunciados en el Condado de Los Ángeles aumentaron un 23 por ciento de 641 a 786 en 2021. Este es el mayor número registrado desde 2002.

Desde 1980, LACCHR ha compilado, analizado y producido este informe anual de datos sobre delitos motivados por el odio presentados por más de 100 agencias policiales, instituciones educativas y organizaciones comunitarias en el condado de Los Ángeles.

“El aumento de los crímenes de odio en el condado de Los Ángeles es profundamente angustiante. Nuestros vecinos más vulnerables se enfrentan a suficientes desafíos y ahora tienen que preocuparse por un mayor riesgo de ser atacados o acosados por ser quienes son. Eso es inaceptable”, dijo la Supervisora del Cuarto Distrito, Janice Hahn.

La también presidenta de la Junta de Supervisores prometió colaborar con los grupos comunitarios e instituciones que trabajan para abordar estos delitos. 

“El odio no tiene cabida en el condado de Los Ángeles”, manifestó. “Tenemos que detener la marea de delitos”.

Denuncie El Odio Llamando al 211

Algunos de los otros hallazgos importantes en el informe incluyen datos que mostraron que los negros son los objetivos más frecuentes de los delitos de odio denunciados en el condado y que los delitos de odio contra los asiáticos alcanzan el total más alto hasta la fecha.

El informe también registra que los delitos de odio explícitamente contra los inmigrantes alcanzan un máximo histórico y aumento de los delitos de odio dirigidos a las comunidades LGBTQ, judía y musulmana.

El director ejecutivo de la Comisión, Robin Toma, dijo que la impactante revuelta del 2021 registrada con el asalto violento al Capitolio de Estados Unidos, liderado en parte por grupos nacionalistas blancos fue evidencia, no solo de una creciente polarización política, sino de un país profundamente dividido por raza, religión, orientación sexual y género. 

“En este contexto, los crímenes de odio en todo el país, incluido el condado de Los Ángeles, se dispararon en 2021”, aseguró.

New York, USA – June 12, 2017: Memorial outside the landmark Stonewall Inn in honor of the victims of the mass shooting at a gay nightclub in Orlando in New York City in 2016.

Dijo que, si bien parte del crecimiento en las cifras puede deberse al aumento de los informes fomentados por L.A. vs. Hate, el hecho de que fuera del Condado de Los Ángeles también crecieran los delitos motivados por prejuicios también indica un aumento en los delitos motivados por prejuicios.

“Este informe proporciona una instantánea anual de cómo se ve la intolerancia criminal en nuestro propio patio trasero”, declaró el presidente de la Comisión, Ilan Davidson. 

Dijo que el hecho de que el año pasado crecieran los crímenes de odio dirigidos a casi todos los grupos raciales y étnicos, las minorías sexuales y las religiones indica que debe haber unidad.

“Con nuestra campaña en todo el condado LA vs Hate, unidos contra el odio”, expresó.

Por su parte, el fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, George Gascón, dejó claro que en el Condado de Los Ángeles no hay lugar para la intolerancia y el odio.

“Los números son preocupantes. Estoy decepcionado por las estadísticas más recientes que muestran que vamos en la dirección opuesta de ser inclusivos”, dijo. “Mi oficina se compromete a procesar ese tipo de delitos motivados por el odio y la ira hacia cualquier grupo en función de su raza, etnia, creencias religiosas, identidad de género u orientación sexual”. 

Agregó que se necesita reconocer, respetar y celebrar todas las diferencias para poder construir una base más sólida de comunidades saludables y seguras.

Áreas más afectadas

El informe también arrojó que la mayor cantidad de delitos motivados por el odio tuvo lugar en el Área de Planificación del Servicio Metro, que se extiende desde West Hollywood hasta Boyle Heights, seguida por la región del Valle de San Fernando. 

Sin embargo, si uno compara las poblaciones de las áreas con el número de delitos de odio denunciados, la región metropolitana tuvo la tasa más alta, seguida por la región occidental (que incluye partes de West L.A., Beverly Hills, Culver City y varias comunidades de playa prósperas).

Los delitos de odio cometidos por pandilleros aumentaron un 69 por ciento, de 32 a 54. El 74 por ciento fueron raciales y la mayoría dirigidos contra afroamericanos.

LA vs Hate

En respuesta al aumento del odio, la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles ordenó a LACCHR que ​lanzar​a​ la campaña LA vs Hate​ ​para prevenir y responder a los actos de odio en el Condado. 

Desde su lanzamiento en junio de 2020, el contenido del sitio web LAvsHate.org se ha visto más de mil millones de veces y se ha compartido más de 180 millones de veces. Desde septiembre de 2019, cuando LA vs. Hate y el 211 comenzaron a aceptar llamadas, LA vs. Hate ha recibido más de 1900 denuncias. 

Aproximadamente, el 90 por ciento de esas personas que llamaron solicitaron asistencia a través de la administración de casos.

La iniciativa LA vs Hate tiene tres componentes: 

Una campaña de marketing impulsada por la comunidad para alentar a los residentes y organizaciones a unirse contra los actos de odio y denunciarlos.

La primera línea directa del gobierno (a través del 211) para denunciar todos los actos de odio, tanto incidentes como delitos, y brindar asistencia gratuita a todas las víctimas.

Crear una red de agencias comunitarias que brindan servicios de respuesta rápida, apoyo, sanación, defensa y prevención del odio.

Hallazgos significativos del informe incluyen lo siguiente:

Los delitos de odio han crecido un 105 por ciento desde que alcanzaron un mínimo histórico en 2013.

La tasa general de violencia aumentó del 68 por ciento al 74 por ciento, la tasa más alta en al menos 20 años* 

Las víctimas transgénero experimentaron la tasa más alta de violencia (93 por ciento), seguidas por la homofóbica (89 por ciento), racial (78 por ciento) y delitos religiosos (53 por ciento).

El aumento del 23 por ciento en los delitos de odio se debió en gran parte a un aumento del 17 por ciento en los delitos raciales. Los delitos contra afroamericanos, latinos, asiáticos y del Medio Oriente aumentaron drásticamente. Los delitos racistas constituyeron el 58 por ciento de todos los delitos de odio.

Como en años anteriores, los negros estaban excesivamente representados. Aunque los negros constituyen solo el 9 por ciento de los residentes del condado, comprenden el 46 por ciento de las víctimas de delitos raciales. Los crímenes contra negros aumentaron un 30 por ciento de 169 a 219.

Los latinos comprendían el 25 por ciento de las víctimas raciales y los delitos contra latinos aumentaron un 10 por ciento de 106 a 117. Los latinos eran los grupos objetivo más grandes con mayor probabilidad de ser objeto de delitos violentos por motivos raciales. En el 78 por ciento de estos delitos se utilizaron calumnias antimexicanas.

Los delitos dirigidos a asiáticos aumentaron un 67 por ciento de 46 a 77 y comprendieron el 16 por ciento de los delitos por motivos raciales. En el 23 por ciento de estos delitos, los sospechosos culparon a las víctimas por la pandemia de COVID-19.

Los delitos dirigidos a personas de ascendencia del Medio Oriente aumentaron un 267 por ciento de 3 a 11.

Los delitos en los que los sospechosos usaron insultos específicamente antiinmigrantes se dispararon un 48 por ciento de 56 a 83, el mayor número jamás registrado.

Los ataques de orientación sexual crecieron un 15 por ciento de 124 a 142 y constituyeron el 17 por ciento de todos los delitos de odio. El ochenta y cinco por ciento de estos delitos estaban dirigidos a hombres homosexuales.

Los delitos por motivos religiosos aumentaron un 29 por ciento de 86 a 111 y constituyeron el 14 por ciento de todos los delitos de odio. La tasa de violencia (53 por ciento) fue la segunda más alta registrada* La comunidad judía fue atacada en el 74 por ciento de estos casos.

Los delitos de odio contra las personas transgénero aumentaron un 24 por ciento, de 33 a 41. Esta cifra casi empata con la cifra más alta jamás informada (42, en 2019).

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más

EnglishEspañol