El lado B de Edgar Sánchez Lara

Por: Patti Reyes
Edgar Sánchez Lara.

Por: Patti Reyes

Instagram: @apattireyes

Fotos por: Mauricio Reyes

Instagram: @nune_photo

Cuando conocí a Edgar, sentí que me había topado con un Lotus en plena floración, con un alma honesta y bondadosa, pero al mismo tiempo con un ser humano que destilaba sabiduría y experiencia; en cierta manera era como si ya hubiese llegado a este mundo tranquilo, anclado, con un propósito y sin cargas que asfixiaran o minaran su existencia. Un alma anciana en un espíritu joven.

En entrevista con Kiosko News, Edgar Sánchez Lara nos cuenta qué personalidades lo han inspirado en su carrera como deportista, también qué aprendió de sus padres, de su mejor Navidad, de cómo se propuso a cambiar el rumbo de su vida con un proyecto emergente que promete revolucionar el sector donde opera, pero sobre todo de la Academia Xoligar, que logra levantar y sostener.

Nuestros caminos se cruzaron gracias a mi trabajo como profesora de Inglés. En ese encuentro descubrí que cada uno desde su trinchera estaba marcando el inicio de una nueva era en Lagos de Moreno; y que, desde nuestro humilde punto de vista, formaban el corazón y espíritu de la niñez, adolescencia y juventud de nuestra ciudad. 

‘Que vaya tranquilo, que no se presione y me duele esa pregunta porque yo a los 15 no me imaginaba esto. Lo digo entre lágrimas porque yo también tuve esa etapa que decía el dinero es todo, vamos por el dinero, no, porque nada te va a dar más satisfacción que una persona te diga que gracias a tu apoyo llegó, gracias a ti mi rodilla se sanó, gracias a ti me fui a un selectivo

Edgar Sánchez Lara

Ser menor de 30 años es una gran ventaja para todos aquellos que sueñan con innovar, cambiar su entorno y el mundo. Por eso para la que escribe era súper importante contar la historia y el lado B de Edgar Sánchez Lara, un mexicano, pero ciudadano del mundo; con el objetivo principal que la gente de nuestro municipio y más allá de las fronteras conozca de qué va.

Así que me trasladé a su universo, la Academia Xoligar, centro dedicado al desarrollo de las distintas esferas de existencia de la vida humana, es decir, a las diferentes áreas de la vida que constituyen nuestra existencia y que podemos cultivar en un mayor o menor grado a través de la psicología y la activación física. 

‘Recuerdo que me dijeron que hiciera lo que quisiera, lo que me hiciera feliz

Edgar Sánchez Lara

Siendo hijo de Gloria Farfán y Honorio Sánchez, reconocidos deportistas de la región, la gente da por hecho que te vas a dedicar al deporte. ¿Desde pequeño supiste que querías ser deportista, o fue algo que se te impuso?

-De hecho, mis padres ni a mí ni a mis hermanos nos forzaron, ellos nos preguntaron que lo que quisiéramos hacer, jugar o tocar un instrumento, recuerdo que me dijeron que hiciera lo que quisiera, lo que me hiciera feliz.

El deporte llega de manera orgánica porque desde que estábamos en la panza de mamá comíamos, desayunábamos, cenábamos y dormíamos deporte, el balón siempre estuvo presente en nuestra vida. Me decidí por el baloncesto porque mi padre había jugado futbol, al menos en lo personal yo sentía que si iba al futbol iba haber cierta carga de los entrenadores de que ya es hijo de tal, y sí íbamos al volibol era lo mismo, es hijo de Gloria vamos acomodándolo, y de hecho un tiempo jugué futbol y varios entrenadores que conocían a mi papá le comentaban: “nosotros lo acomodamos”, pero en cuanto empecé a ver eso dije que tenía que ser por mi propio mérito, entonces mi hermano el mayor empieza baloncesto y fue como todos detrás y ahí empezamos a jugar todos baloncesto.

“Entonces yo desde los 14 años sabía que el deporte en México no tenía futuro, y estamos hablando de mafias, y quizá mucha gente cuando lea esto diga que lo hablo porque no llegué, pero lo hablo porque es real.

El oriundo de Lagos de Moreno, quien desde su adolescencia se ha dedicado en cuerpo y alma al baloncesto comenta que desde hace unos meses está sintiendo que es momento de tomar un break.

“Nunca lo había visto así, yo creo que ese momento acaba de llegar hace poco. En mi etapa de adolescente yo estaba enfocado en entrenar y trabajar en el deporte, estudio la Universidad más por jugar que por el grado de licenciado, porqué, porque ciertamente el deporte profesional en México no existe. Si vemos una liga profesional de futbol te estoy hablando que recuerdo no hace más de tres años que el Equipo Cruz Azul, siendo el Equipo Cruz Azul de un cementera, patrocinios, televisados, no tenían para pagar la nómina, duraron seis meses sin pagar, y el equipo se metió en problemas graves, entonces ahí podemos ver la realidad del deporte en el país. Entonces yo desde los 14 años sabía que el deporte en México no tenía futuro, lo más que podía acceder era a un selectivo mexicano, y estamos hablando de mafias, y quizá mucha gente cuando lea esto diga que lo hablo porque no llegué, pero lo hablo porque es real”, expresó. 

‘Mi etapa en la que jugué fue divertida porque no jugaba para agradarle a alguien más, ni jugaba por competir con alguien más

Edgar Sánchez Lara
Edgar Sánchez Lara brinda entrenamiento físico y psicológico.

-Lo viviste, lo experimentaste. 

-Viví cómo se maneja dentro de un equipo, cómo se manejan las universidades. Decido irme a una universidad pública porque las privadas llegas a cierto punto y te dicen: ´ya no hay beca´, si mal te va, si bien te va te dicen: ´sabes si te seguimos apoyando, pero tu título y lo demás tú lo pagas´, Y estoy hablándote de que una universidad buena en el país está cobrando arriba de 90 mil a 100 mil el semestre, estoy hablando de Tec de Monterrey, entonces las universidades de bajo costo donde puedes jugar te cobraban una cantidad de 10 a 15 mil pesos por estar con ellos.

“Es cuando digo que no tengo nada que hacer aquí, me enfoco a otras cosas, y no lo veo como cansancio, más bien lo veo como una decisión por salud mental y física”

– ¿Cómo fue tu experiencia como jugador en la universidad?

-Toda mi etapa en la que jugué fue divertida porque no jugaba para agradarle a alguien más, ni jugaba por competir con alguien más; hubo una época en que la competencia si era realmente con mi hermano mayor porque estábamos en el mismo top,  él tiene 5 años más viviendo en este planeta, me gana en experiencia, son cosas que no comprendes cuando tienes 14 años, porque estás en otro ritmo, y emocionalmente son cosas que yo no veía en esa época; y cuando me preguntas que si llegó ese cansancio, ya está aquí, en el punto de que digo qué tengo para competir, Lagos no tiene buena liga para competir, no se va armar un equipo competitivo, no se puede salir a jugar, me está quitando más de lo que me está dando, me está frustrando mucho una liga en la que no hay desarrollo, una liga en la que simplemente estoy jugando contra lo mismo, y simplemente vas y te están golpeando, te están tratando de lesionar, la gente está encima de ti, y es cuando digo que no tengo nada que hacer aquí, me enfoco a otras cosas, y no lo veo como cansancio, más bien lo veo como una decisión por salud mental y física.

Tengo 25, me voy a retirar en unos dos o tres años, me dedico a otras cosas, aprendo nuevas cosas dentro del deporte, del baloncesto y quizá pueda porqué el físico me va a dar, pero que yo quiera competir, no.

“A los padres que me preguntan qué deporte les recomiendo para sus hijos, mi respuesta siempre es el baloncesto, por qué, porque en el baloncesto tienes de dos, o trabajas o no juegas”

– ¿Qué te enseñó baloncesto?

-A los padres que me preguntan qué deporte les recomiendo para sus hijos, mi respuesta siempre es el baloncesto, porqué, porque en el baloncesto tienes de dos, o trabajas o no juegas. El baloncesto se juega en un espacio reducido, si eres rápido tienes balones, si no eres rápido no tienes balones, y cómo desarrollas la rapidez, trabajando, o sea no he conocido a alguien, en el futbol existe Cuauhtémoc Blanco o un Neymar que si quieren entrenan y si no quieren nomás llegan y la cascarita, en baloncesto existía una persona que lo hacía y su carrera fue corta que fue Allen Iverson, él llegaba, se esperaba y cuando ya iba a iniciar se ponía sus tenis y a jugar, y si estudias la carrera de Cuauhtémoc fue larga pero nunca entrenaba y en su físico se ve, si checas el físico de un basquetbolista y un futbolista se nota la diferencia, los basquetbolistas son más atléticos, tienes que trabajar, de ahí surge la mentalidad de Mamba, de donde la adopto, de Kobe. Obviamente en mis inicios veía a Kobe y me caía mal, me parecía arrogante, pero cuando ves el trasfondo es cuando lo entiendes, porque él era una persona que trabajaba, sabía quién era, y cuando nosotros como seres humanos vemos a una persona que se sabe bueno, que sabe lo que vale, que sabe lo que tiene, nos causa ciertas cosas, y es hasta que descubres a qué viniste, porqué viniste, cómo viniste y qué tienes que hacer y cuánto vales, es cuando empiezas a tener empatía con este tipo de personas. Yo decía por qué Kobe me choca tanto como juega, y ya hasta hace como dos o tres años es cuando empiezo a estudiar su ideología y lo empiezo a comprender.

“Analizo su época con la de mis padres y con la mía y me doy cuenta de que la ansiedad no te la genera el juego, la ansiedad se te genera por qué estás tratando de jugar para agradarle a alguien, estás jugando por ego; y mis padres me enseñaron a no jugar por ego”

– ¿Qué has aprendido de tus padres? ¿qué les agradeces?

El trabajo duro, eso es lo que siempre nos han enseñado, no vas a obtener nada si no trabajas, no te va a llegar nada del cielo, los dos vienen de una situación complicada, mi padre nos cuenta que a veces no había para comer en casa, mi mamá vivió una situación un poco más ligera pero igual eran nueve hermanos, mi abuelo era el único que trabajaba, no siempre había para comer bien, y sin embargo con esas situaciones mi padre llegó a trascender, y mi madre igual; cuando son historias de vida algo complicadas. Pero lo más importante nos enseñaron a jugar para nosotros, que las cosas que hiciera son para mí no para agradar a los demás. Yo ahorita veo un problema grande, recibo varios chicos de 13, 14 años con ansiedad, y analizo su época con la de mis padres y con la mía y me doy cuenta de que la ansiedad no te la genera el juego, la ansiedad se te genera por qué estás tratando de jugar para agradarle a alguien, estás jugando por ego; y mis padres me enseñaron a no jugar por ego, juega por divertirte, juega por llegar y cumplir tus metas, y las generaciones de ahora están jugando por ego, voy a tal lugar, foto y va directo a redes. Entonces estás jugando para que te vean, o estás jugando para ser feliz, para tener tu satisfacción propia, y eso empieza a generarte ciertos problemas de ansiedad porque estás haciendo un círculo, todos entrenan a la par que tú, estás trabajando más fuerte y a veces no entras en los esquemas de los entrenadores y te quedas fuera, pero tu compañerito que tu decías que era malo entró, y eso te va a generar ansiedad; obviamente porque la próxima vez que salgas a la cancha sabes que tienes la mirada de esa gente a la que le contaste que estabas jugando en cierta zona y ahora ya no.

“Si me dolían las decepciones deportivas, obviamente, porque estás trabajando por un proceso, cuando no logras una meta, te duele”

Academia Xoligar es un centro dedicado al desarrollo de las distintas esferas de existencia de la vida humana.

-Algo importante que has mencionado es lo que has aprendido de tus padres, pero no deja de ser presión la sociedad, especialmente las expectativas que se tienen de ustedes por ser hijos de personas reconocidas en el deporte. ¿Cómo has lidiado con eso? 

-Nunca lo tomé de esa manera, si me dolían las decepciones deportivas, obviamente, porque estás trabajando por un proceso, cuando no logras una meta, te duele, pero no era que me doliera porque no iba a cumplir expectativa de mamá o de papá, me dolía porque sentía que había trabajado menos. La presión de que era hijo de Gloria y Honorio nunca la manejé, ni quise manejarla, no me interesaba lo que la gente dijera, lo tomaba como un impulso para trabajar más fuerte porque yo sé que tengo más potencial.

“Yo le recomendaría a cualquier atleta a meterse a Psicología porque se van a entender completamente, van a poder manejar sus emociones, van a saber por qué están teniendo ciertas conductas dentro de la competencia”

-La mayoría de gente no piensa que un basquetbolista se va a decidir por estudiar Psicología. ¿Por qué elegiste esta carrera?

-Aquí viene algo de historia, a veces se toman malas decisiones porque eres novato, yo tomé malas decisiones en mi etapa de transición de prepa a universidad, por qué digo malas decisiones, yo me puse de meta irme a una universidad del sur del país, y no entraba en el esquema porque ellos estaban buscando jugadores bajos, yo jugaba de alero o de poste, me dijeron que jugaba muy bien pero que no necesitaban eso, me dijeron que su esquema estaba completo que necesitaban un armador y es donde te dan el primer golpe, y te das cuenta que es negocio, esto no es voy a jugar con alto ritmo, voy a jugar con alto nivel, no, esto ya está armándose como un esquema profesional y es por eso que le digo a los niños siempre que lo más que vas a poder jugar de profesional en México es en la universidad; les digo que se enfoquen en eso, y si logran saltar a universidad/profesional que genial, pero hay un detalle, que no les van a pagar. 

Entonces era esa parte en mi vida que yo decía tengo que ir a la mejor universidad del país en ese momento era esa, y por esa situación yo ya había hecho trámites en bioquímica aquí en Lagos, pero no me gustó porque las matemáticas no se me dan, me cuesta mucho, y pues en ese año me dicen que no iba a poder jugar con la UDG porque no tenía la experiencia de jugadores que ya tenían más años trabajando y tenían su lugar, pues despechado e inmaduro, tenía 18 años cumplidos, me ofrecen en la universidad de León una beca 100%, comidas, con departamento pagado, y les creí, me fui, y a medio cuatrimestre me dijeron que ya no había nada y que tenía que pagar, y fue cuando le tuve que decir al entrenador que a eso no había ido, porque no iba a estar dependiendo en sí me daban beca o no, y me regresé a Lagos; entonces es cuando empiezo a ver mis opciones yo ya estudiaba nutrición, veo que me gusta esta parte de estar trabajando con la gente, yo quería trabajar en cultura física y deportes, y empiezo a ver planes de estudio y veo que es similar la currícula, lo único que cambia es el proceso metabólico, la tecnología de entrenamiento, te meten otras áreas como fisiología, entonces como a mí siempre me ha gustado ser autodidacta, entonces decidí estudiarlas por mi parte, y Psicología era lo más parecido, y cuando entro a esa carrera descubro que hay un sinfín de oportunidades  adentro de la rama, y créeme que yo le recomendaría a cualquier atleta a meterse a Psicología porque se van a entender completamente, van a poder manejar sus emociones, van a saber por qué están teniendo ciertas conductas dentro de la competencia, porque están teniendo ciertos hábitos que les están dañando en la competencia, y van a poder mejorar porque su rendimiento va a mejorar.

Tristemente yo empiezo a saber esto a final de la carrera, y digo eso porque yo considero que, si hubiera sabido esta información, hubiera sabido cómo manejar mis emociones, y yo ni siquiera me hubiera ido a la UDG, me hubiera cambiado de carrera, me hubiera ido a Guadalajara, y estaríamos hablando de un mundo completamente distinto al de ahora.

-Y de toda esta historia de tu pasión por trabajar con y para la gente nace la Academia Xoligar. Por eso estoy aquí, porque me llamó mucho la atención que a tu corta edad inicias con este proyecto tan completo, tan diferente a lo que hay en la ciudad, porque en esta academia no solamente se trabaja la salud física, sino también la mental. ¿Cuál es tu objetivo?

-Cuando yo inicio siempre trataba de entrenar de diferentes formas, porqué diferentes formas, no toda la vida vas a tener el dinero para estar pagando la mensualidad de un gimnasio, no siempre vas a tener material y equipo para trabajar, cosa que me pasaba a mí, cuando estaba en mi etapa no era fácil estar pagando la escuela, no la pagaba yo totalmente porque mis padres me daban cierta cantidad que yo tenía que manejar para pagar mis estudios, mis salidas, comida, suplementos, gimnasio, y a veces me quedaba sin nada, entonces yo empezaba a ver videos, empezaba a ver que con poco equipo podía hacer cosas, que sin equipo podía trabajar, y de ahí me enseñé a entrenarme, me enseñé a preparar mi cuerpo; recuerdo que en una etapa en la universidad ni siquiera tuve para ir al gimnasio, y la universidad no me apoyaba con nada, lo único que me decían ahí está la cancha puedes entrenar y ya, entonces el auditorio de la universidad lo utilizaba como un espacio de multiusos, metía un sinfín de cosas, yo vi qué cosas podía utilizar, y con poquito yo me entrenaba, me mantenía en forma. 

“Yo te estoy dando las variantes de ejercicio, te estoy enseñando cómo hacerlo, corrigiendo errores, y si tú me dices que te está doliendo la espalda, te puedo mostrar más de 15 variantes del mismo ejercicio sin que te la lastimes”

El deportista opina que lo que necesita una persona para ejercitarse es motivación, mentalidad y disciplina.

Edgar impacta más allá de la cancha. Por su locuacidad, carisma, energía, madurez y hasta por sus numerosas inquietudes. Desde su infancia supo que este mundo estaba de cabeza y sintió que debería de aportar su granito de arena. “Qué es lo que yo quiero hacer, darle a la gente una nueva modalidad, mucha gente piensa que simplemente es decir levantar peso, estar con un grupo de gente y estar haciendo crossfit es todo, y no es así, hay otras formas, no le voy a tirar a nadie, ni voy hablar mal de ninguna institución, ni de ningún centro de entrenamiento, pero hablo del que más del 90% llegas, te explican el ejercicio y ahí te dejan, te abandonan, si lo estás haciendo bien o mal no les importa, ellos lo que quieren es la mensualidad y decir que están haciendo un trabajo personalizado. Nosotros no, nosotros venimos diario, yo te estoy dando las variantes de ejercicio, te estoy enseñando cómo hacerlo, corrigiendo errores, y si tú me dices que te está doliendo la espalda, te puedo mostrar más de 15 variantes del mismo ejercicio sin que te la lastimes; esa es la meta, que la persona que venga aquí se enseñe a entrenar, porque yo no quiero gente que me dure a mí toda la vida, yo quiero un cliente que venga, se enseñe a trabajar su cuerpo y que en algún momento diga que no tiene necesidad de estar pagando, se compra su pelota y lo que necesite y se entrena en casa, que sean autodidactas, despertarle eso a la gente, que la salud no solo es física, es emocional, y que mucho del factor emocional te impide llegar a un lugar, porque muchas de las ocasiones he escuchado gente que me dice que no va a un gimnasio porque le da vergüenza, y yo digo en un tono de broma y sarcasmo qué tan egocentrista para pensar que vas a ir al gimnasio y la gente te va a estar viendo. Tu ve para entrenar, que no te importe. Y lo digo como para despertar esta parte de entender que cada cuerpo es diferente, porque todos los cuerpos son diferentes, cada cuerpo necesita un ejercicio distinto, y es lo que estamos haciendo aquí, te estamos entregando una metodología de entrenamiento distinto a lo que hay en Lagos; y podrán decir que en Lagos hay un montón de lugares donde hacen entrenamiento funcional, pero igual y te ponen a hacer sentadillas, pero dónde está la funcionalidad para tu estilo de cuerpo, para tu físico”, acotó Sánchez. 

“Viene de alguien de quien yo tomé inspiración para hacerlo y le agradezco muchísimo se llama Ignacio, él tiene su gimnasio “Calidad de vida” y las metodologías las maneja excelente, por eso tiene el éxito que tiene, su lugar es la inspiración para esto”

-Hablando de entrenamientos hay modas, por ejemplo, la Zumba, spinning, y te dicen que si tienes cierta edad solo puedes hacer ciertas cosas. 

-Tanto metodologías como entrenamiento, como suplementos, como la pastilla que te puede mejorar, se vuelven modas, Zumba inició con una modalidad enorme, tu venías y te paseabas por las calles de Lagos y en cada cuadra había alguien dando Zumba porque era moda, después llegan escaladoras y las empezamos a ver por todos lados, luego llega el TRX y ni siquiera sabían darlo pero estaba lleno; es cuando la gente empezó con problemas de columna, de rodillas; viene crossfit, viene de alguien de quien yo tomé inspiración para hacerlo y le agradezco muchísimo, se llama Ignacio, él tiene su gimnasio “Calidad de vida” y las metodologías las maneja excelente, por eso tiene el éxito que tiene, su lugar es la inspiración para esto, y por eso digo que al fin llegó alguien que sabe entrenar a la gente, al fin llegó alguien que tiene el tiempo; porque qué sucede, vuelvo a repetir, no me gusta hablar mal de nadie y nada, es natural, tiene muchísima gente por clase, no va a poder estar enfocado en cada una de las personas y no está mal, él está ofreciendo un servicio, él nunca te dijo que es personalizado, y ese es el giro que yo le quiero dar a esto. 

– ¿Qué necesitamos saber y qué otras opciones tenemos las mujeres de más de 40 ó 50 que no sea Zumba o Spinning para activarnos física y emocionalmente?

-Qué necesita una persona, yo no divido por edades, yo simplemente veo qué necesita una persona, y son tres cosas: motivación, mentalidad y disciplina. Si tú tienes esas tres cosas no necesitas nada más, porque siempre se los digo a mis niños que vienen a trabajar conmigo, y les digo míos porque en su éxito está mi éxito sin ser egocentrista, y les digo que, si tienen todo eso, solo les falta una cosa y es trabajar con inteligencia. Mucha gente va y se mata en el gimnasio 8 horas, cuatro horas una sesión y cuatro horas otra, y dónde está tu descanso, dónde está tu trabajo inteligente, sí trabajas con disciplina, sí trabajas con motivación, pero y tu trabajo inteligente dónde está, y dónde estás cuidando tu salud emocional, qué tanto ese trabajo se convirtió en un problema y no en hacerlo sanamente. Entonces lo que necesita una mujer a los 40 es motivación, y en dónde se pierde la motivación tristemente, en nuestros parientes, en la gente que nos rodea, ellos son los que dicen: “para que vas al gimnasio ya tienes 45, ya tienes 50 años, ya para qué trabajas, para qué vas ya estás gordita, ya no vas a bajar”, oye en lugar de decirte que te acompañan, y muchas de las veces ven que estás haciendo dieta y te ofrecen tacos, tamales. 

“Una mujer de 40 años en adelante necesita empezar a trabajar mucho su movilidad en la zona central, cuidar su cadera y rodillas”

Edgar también comenta que es importante checar la movilidad de cada persona. “Entonces es importante permitir que la disciplina y la motivación se mantengan, pero que su trabajo duro también esté ahí. Ahora, hablando en términos ya fisiológicos, todas las generaciones necesitan una movilidad diferente, no vamos a trabajar la misma movilidad en un niño o un adolescente  de 14 a 20 años que a una persona que está en su transición de los 25 a los 30 porque el cuerpo está teniendo diferentes procesos; entonces yo lo que digo que una mujer de 40 años en adelante necesita empezar a trabajar mucho su movilidad en la zona central, cuidar su cadera y rodillas, un hombre igual, el desgaste se va a empezar a hacer presente, y cómo lo puedes evitar, tu cuerpo es lo mismo que un carro, al carro lo aceitas, le haces su servicio, le cambias bandas, tú no te puedes cambiar una banda de la rodilla, que bueno fuera, pero sí puedes darte una calidad de vida más larga, cómo, trabajando con ejercicios de movilidad específicos, tener disciplina, y no te estoy hablando de que una disciplina sea entrenar toda la semana, quizá tienes tiempo para trabajar tres días a la semana intenso, y eso basta para toda la semana.

“Venimos de un periodo de pandemia, venimos de un periodo difícil en cuanto a pérdidas de seres queridos, en cuanto a pérdida de gente que nos inspiraba, y te vas a deprimir”

-Que importante lo que acabas de decir, porque a veces nos exigimos porque vemos a gente que va al gimnasio hasta los 7 días a la semana. Algo que ofrece tu Academia es el servicio psicológico y todo eso lo complementas con la actividad física, y como sabes todavía continuamos en Pandemia y en estos momentos la salud mental está en la mente y en la boca de todos. ¿Qué tan importante es para ti y por ende para tu Academia la recuperación de los pacientes que se contagiaron de la COVID o que han perdido gente a su alrededor y están pasando por ansiedad y depresión?

-El apoyo que nosotros ofrecemos es regresarte un poco de tu motivación, encender esa chispa, porque como bien lo comentas venimos de un periodo de pandemia, venimos de un periodo difícil en cuanto a pérdidas de seres queridos, en cuanto a pérdida de gente que nos inspiraba, y te vas a deprimir. Nosotros lo que estamos haciendo con esto es rescatar no solamente con el apoyo psicológico, no solamente con el arte de hablar, también está el arte de hacer; el ejercicio mucha gente lo ve como una forma de estar sano, yo lo veo como una forma de terapia, cuando yo me siento triste, tomo mis pesas, y me empiezo a sentir mejor, porque liberas serotonina, tu cuerpo empieza a liberar sustancias que te hacen sentir mejor, tanto lo psicológico, hablar y liberarte de ciertas cosas que te están haciendo daño, que te están causando una presión dentro de ti: Con el ejercicio lo liberas, y mucha gente no lo ve así. Y vuelvo a lo mismo, porqué vas al gimnasio, por el ego, quieres tener cuerpo voluptuoso, no, hazlo por salud, hazlo por divertirte, cuando le encuentras el lado divertido, los resultados solitos llegan, no necesitas tener mucho volumen para ser fuerte, tampoco estoy diciendo que está mal o que está bien, lo que estoy diciendo es que esta parte la veas como una terapia, que lo veas como una forma de espacio de trabajarte, de darte una hora de tu vida, de tu día, porque todo el día lo das a tu familia, todo el día lo das a tu trabajo, todo el día lo das a tus preocupaciones, pero y tú, en donde están esos 20 o 30 minutos en donde solamente estés pensando en mover tu rodilla, porque el enfocarte en mover tu rodilla te está haciendo en enfocarte en ti. Mucha tente ahorita está somatizando las presiones de la COVID, las presiones de problemas familiares, las presiones de que tienen deudas porque no tuvieron trabajo estable, y cómo empiezan a somatizarlo, dolor de rodillas, dolor de tobillo y de espalda, y es que esas partes son la zona de soporte en el cuerpo, ahí está cayendo toda esa presión que tu traes. Ve y háblalo con un profesional, ve y has ejercicio, sal a caminar, despéjate, ese es el apoyo que nosotros damos, darle una nueva visión a toda esta parte de la activación física enfocada en la funcionalidad, no solamente hablamos de entrenamiento funcional porque sea una metodología, le estamos buscando la funcionalidad no solo biomecánica, sino emocional. Estamos buscando que el ejercicio te contribuya tanto en lo emocional como lo físico.

-Algo importante que me has comentado es que, si nosotros hemos hecho ejercicio anteriormente, los músculos y el cuerpo tienen memoria.

-Sí, siempre trabajo con eso, en la memoria muscular. Mucha gente comenta que no es fácil hacer una sentadilla, y yo no sé ni siquiera la historia, pero simplemente le pregunto si en alguna etapa de su vida hizo ejercicio, y cuando me mencionan que sí, les digo que el cuerpo tiene memoria, hay memoria muscular, tu músculo recuerda cómo lo haces, dónde lo haces y porqué lo haces. Mucho de esto yo lo comento, por ejemplo, me encanta mucho la película de Cars, en la escena donde Mater va en reversa, y que Rayo McQueen le dice: “cómo lo haces, necesito unos retrovisores” y el mater le dice: “no, no necesito saber a dónde voy, ni ver a dónde voy, solo necesito saber en donde he estado”, y McQueen dio como100, 200 vueltas y en reversa porque supo dónde estaba. La memoria muscular del carro estaba ahí presente, eso mismo pasa con tu cuerpo. Yo lo único que hago es tocar la fibra, por eso te digo que encendemos una chispa, porque todos tenemos esa chispa de motivación, y cualquier persona así sea hoy sedentario, en algún momento de su vida o hizo una sentadilla o hizo una flexión. Desde ahí encendemos esa chispa y la memoria muscular viene a trabajar conmigo.

“No cambiaría todo ese estrés que he vivido o que vivo en ocasiones porque suele pasar, son altos y bajos, no lo cambiaría por la satisfacción de escuchar cuando un niño me habla y me dice: “sabes que me seleccionaron en tal lugar, gracias”

-La energía positiva se siente desde que pisas la Academia Xoligar. ¿Qué le dices a esa gente emprendedora que quiere iniciar algo? Porque siempre va a haber gente a tu alrededor que te dice que no te va a ir bien, que no es tu momento. ¿Tú cómo le haces para no tirar la toalla?

-Es complicado porque al principio no tienes ingreso fijo, tienes que cubrir ciertos gastos, te desgastas, pero a la gente que me pregunte y la gente que me diga: “oye, te arrepientes de estar sufriendo, de estar estresado porque de hecho mi novia me ha visto que estoy a punto de quitarlo, de no querer saber más, porqué de repente no entra dinero, pero no cambiaría todo ese estrés que he vivido o que vivo en ocasiones porque suele pasar, son altos y bajos, no lo cambiaría por la satisfacción de escuchar cuando un niño me habla y me dice: “sabes que me seleccionaron en tal lugar, gracias”, no cambiaría eso por la satisfacción de escuchar a una persona que me dice: “oye mi rodilla vuelve a caminar, mi rodilla se vuelve a mover, no me duele”, no cambiaría todo ese estrés por esa satisfacción. Y lo que le digo a la gente siempre es, hazlo, no te quedes con esa duda de saber si pudiste, si debiste, hazlo, vas a sufrir un tiempo, y lo decía Volt, “mucha gente se retira a los dos meses por no dar resultados, yo trabajo cuatro años para correr 9 segundos”,  y no sé ni siquiera si voy a lograrlo en ese tiempo, no sé siquiera si voy a quedar en primer lugar, trabajé cuatro años por 9 segundos y tú en dos meses te estás retirando porque no ves resultados, de qué me estás hablando, y todas esas ideologías las fui juntando. La mente emprendedora que te venden todos estos coaches basura, que te dicen que tienes que invertir, eso definitivamente no sirve, busca a gente que te inspire y que te motive, yo encontré inspiración en Mohamad Alí, en Kobe Bryant, En LeBron, Volt, Serena Williams, yo me basé en lo top.

-Y eso es importante, y ahora que miras atrás qué le dirías al Edgar de 15 años si lo tuvieras enfrente.

-Que vaya tranquilo, que no se presione y me duele esa pregunta porque yo a los 15 no me imaginaba esto, yo me veía quizás jugando profesional, y digo, ¿lo volvería a cambiar?, ¿volvería a cambiar el jugar profesional por tener esto?, por ver como gente me dice: “gracias a ti estoy acá, gracias a ti mi rodilla se sanó, gracias a ti me fui a un selectivo”, y eso te llena más. El dinero no, eso se lo llevan los emprendedores, y lo digo entre lágrimas porque yo también tuve esa etapa que decía el dinero es todo, vamos por el dinero, no, porque nada te va a dar más satisfacción que una persona te diga que gracias a tu apoyo llegó. 

“Que esa Academia de cuatro tapetitos de tres clientes les haya metido miedo a gimnasios de gama alta, yo ya generé un cambio”

-Creo que esa es la idea, dejar huella es muy importante. Muchas de las veces la gente que está a nuestro alrededor nos da el valor por el auto que manejamos, pero no el valor que le estamos dejando a otras personas.

Esa es la idea de la Academia Xoligar, cambiar, yo si en algún momento llego a cerrar, en un año, en tres meses, no me voy a arrepentir de nada porque sé que generé cambios, yo recuerdo y sin ser egocentrista antes de que yo empezara con esto no había nadie que diera entrenamiento funcional en Lagos, y te lo aseguro y se lo afirmo a quién sea y le puedes preguntar a la gente, lo puedes checar en Facebook, abrimos y a las dos semanas todos los gimnasios anunciaban entrenamiento funcional, entrenamiento adaptado a atletas, cosa de la que nadie te hablaba, y te estoy hablando de cosas reales, y digo quizá no es mío, quizá me lo estoy achacando yo, pero no es casualidad, y que ellos estén tratando de cambiar en base que nació una Academia pequeñita, que empezó con cuatro tapetes a un lado de mi casa, que empezó sin nada de equipo, y que esa Academia les metiera miedo, porque cuando tu tratas de imitar a la competencia es miedo, quieres ofrecer lo mismo porque sabes que no tienes, que esa Academia de cuatro tapetitos de tres clientes les haya metido miedo a gimnasios de gama alta, yo ya generé un cambio, y con eso me voy, y me voy con todo el cambio que estoy generando en las personas, la nueva modalidad de entrenamiento. A la gente que llega y dice: “oye empiezo a mover más mi cadera, empiezo a sentirme más relajado, duermo más a gusto”, no es de mí, es del trabajo que tu vienes haciendo, yo simplemente te guio.

-Para las personas que quieran conocer tu metodología, ¿tienes clases muestra?

-Yo manejo la primera clase gratis, incluso ha llegado a haber gente que dice: “me gusta”, y les digo, ok, ven la semana completa y si no te gusta no lo pagues, y si te gusta negociamos por quincena, por mes, sin compromiso, ven y cálalo. He escuchado muchos comentarios entre la gente de la gama alta del deporte que es entrenamiento para señoras, que es entrenamiento para gente que no puede hacer mucho, yo digo, te invito, ven y aguántame el calentamiento, y tu viste lo de hoy, no hicimos cardio, estoy hablando de una serie de estiramiento específico, entonces ven y aguanta y después me dices que es entrenamiento de señoras. Yo invito a toda la gente que venga, este lugar no es negocio, yo lo he dicho siempre, yo no soy un negocio, y mucha gente por eso no se adapta porque yo soy muy disciplinado, si vas a entrenar, vas a entrenar al máximo, y lo viste, estoy exigiéndote todo el tiempo ahí, y mucha gente prefiere el gimnasio porque si lo hacen bien o mal, simplemente están cumpliendo con el estereotipo de decir que fueron, que ya ejercitaron, se tomaron mil selfies, e igual ni levantaste pesas, solo lo hiciste para la foto, pero aquí vienes y trabajas.

“Y aunque tengamos solo una persona, nosotros estaremos aquí. Porque nuestro compromiso es con la gente, no con el dinero”

– ¿Cuál es el horario?

-Estamos abiertos seis días a la semana, los sábados es clase única, a veces 12 de la mañana o 1 de la tarde, pero si hay gente que quiere venir en otro horario lo podemos hacer, ya que somos personalizado, esa es la ventaja, porque si tú me dices; “oye yo puedo ir a las 9 de la mañana, adelante, agendamos y aunque tengamos solo una persona, nosotros estaremos aquí. Porque nuestro compromiso es con la gente, no con el dinero. No quiero tener 20 gentes, quiero tener una persona que sea dedicada. Yo no quiero ser un negocio, yo quiero ser alguien que genere cambio. Porque no sólo tenemos terapia física y emocional, también ofrecemos para más pequeños terapia del lenguaje, estimulación temprana, entonces somos ya una Academia que poco a poco se está expandiendo. El detalle aquí es que nosotros no nos cerramos a recibir gente, si alguien un día llega y nos dice: “oye yo soy profesor de música, necesito un lugar para dar clases, aquí está el espacio tales horarios, eres bienvenido, ofrécete dentro de la página. A mí siempre me ha gustado ver a la gente crecer, si yo te veo crecer y puedo ayudarte, para mí es grandísimo, y aunque mañana no digas que yo te ayudé, y aunque no digas que fui bueno contigo, eso no me interesa, pero si yo te puedo ver crecer, adelante, y esa invitación la extiendo a todas las personas que vienen, si tienen un negocio y quieren venir acá a trabajar, les damos el horario disponible. Y cuando me preguntan que cuánto es de renta, les respondo que no les estoy cobrando renta, lo que les estoy diciendo es que vengan y desarrollen sus habilidades, y si algún día te vas y no quieres hablar de nosotros, no nos importa, porque lo importante es que te pudimos ayudar en ese momento a crecer y a que te dieras a conocer, no nos importa más, ni siquiera me importa que digan que Edgar me ayudó, no me interesa, incluso lo he dicho, quien es tu entrenador, si no lo quieres decir no lo digas, di que fuiste a Academia Xoligar, no me interesa mi nombre en ningún lado. 

-Una de las lecciones más importantes de Edgar Sánchez es amar lo que haces. Cuando amas lo que haces, todo el esfuerzo dará grandes resultados. “Lo importante es saber que Xoligar marcó la diferencia, no yo, no los que vienen a entrenar, sino que la mentalidad que se tenía, la forma de trabajar que se tenía fue siendo una cadenita de cambio, y que esa persona continúe con el legado de dar sin esperar nada a cambio. Yo quiero generar eso en la sociedad, no quiero ver que siga habiendo gente que si ve que le va bien y empiezan a decir que entrena mal, que el lugar no lo limpian, y que muchas veces son mentiras, simplemente por joder el lugar. Yo prefiero que haya mil gentes que ayuden, o que simplemente si vas a hablar mal de lugar solamente, no lo hagas. Que mejor sea crítica constructiva y digan necesitas limpiar un poco más el lugar, necesitas tratar de ser menos exigente. Que sea una crítica constructiva dejos de dañar el lugar. Y que el día de mañana haya 10 o 5 personas que están apoyándose, que se apoyen mutuamente sin esperar nada a cambio, porque la mayoría siempre espera algo, yo no”, apuntó.

“Pero yo soy más de la creencia de que eres del mundo, no el mundo es tuyo”

¿Qué significa para ti ser Laguense?

-Estoy peleado con esas situaciones, estoy peleado que se dice orgulloso de ser de una zona, yo estoy más en la creencia de que sí soy de Lagos, tengo un compromiso con Lagos porque bien o mal la ciudad me ha dado algo, un aprendizaje, me ha llevado a conocer ciertas cosas, y ese es mi compromiso primero con Lagos, de regresarle algo. Pero yo soy más de la creencia de que eres del mundo, no el mundo es tuyo, mucha gente dice: “el mundo es tuyo, el mundo es mío”, pero eres de la vida, es prestado todo lo que hay aquí, y la vida te da mucho, pero tú qué le das, y esta es mi parte de darle algo a la vida, regresar un poquito de eso que mucha gente me ha dado en pequeñas partes, porque realmente tú me apoyaste muchísimo, y yo no sé ni siquiera como regresarte con poquito, o a lo mejor te lo regreso y no me doy cuenta, no sé, pero mi mentalidad siempre ha sido esa. Y sí siento que le estoy regresando algo a Lagos, pero mi meta es regresarle algo a la vida, al mundo. No soy orgulloso de ser Laguense y vas a decir porqué, pero es así.

“Pero imagínate, mis dos padres, mis hermanos, mis abuelos, y cenando hot dogs en Navidad”

-Para la mayoría de las personas la Navidad es una de sus festividades favoritas. ¿Qué Navidad quisieras volver a revivir y por qué?

-La mejor navidad no tengo una en específico porque todas han sido con mi familia, como a mí me gusta, no los regalos obviamente cuando eres niño estás con la ilusión de eso, pero mi mejor navidad, no recuerdo si tenía nueve u ocho años, pero fue en unas vacaciones , en una playa, mis padres con muchísimo sacrificio nos llevaron, éramos pequeños aún, yo tenía ocho años, mi hermano el grande unos 13 o 14, el pequeño 3 o cuatro años, y esas vacaciones cayeron en Diciembre, era 24 para amanecer 25, imagínate uno que es clase de media baja no está acostumbrado a pasar Navidad en un hotel y menos enfrente del mar; porque hay gente que se la vive en hoteles, pero imagínate, mis dos padres, mis hermanos, mis abuelos, y cenando hot dogs en Navidad, pero fue algo diferente, pero esa es de mis navidades más grandes y que más disfruté, porque estuvimos en una habitación de hotel con ellos, con gente con la que convivía mucho, y es de la que más recuerdo. 

– ¿Y un regalo de Navidad inolvidable? 

-Todos para mi fueron increíbles, no era como de que algo me quejara, y yo creo que el regalo más grande de Navidad que he recibido y lo que más me ha gustado, fue una Navidad que mi abuelo nos trajo a mi hermano y a mí cuando todavía éramos dos, un estuche de colores era de dinosaurios porque en ese tiempo estaban de moda, y en esa época tener muchos colores te hace ilusión porque cuando estás pequeño te encanta dibujar. Ese fue el regalo de Navidad más lindo que más recuerdo que atesoré.

“Y no hablo de cosas materiales, hablo de cosas tan simples como ver a tu padre, ver a tu madre, ver a mis hermanos, estar conviviendo con ellos”

-Para finalizar, ya son dos años de Pandemia, ¿Qué has aprendido? ¿Qué te ha dejado? 

-Me ha dejado aprendizaje, porque aprendí muchas cosas que no creo que hubiera aprendido en una universidad o en cualquier maestría, yo creo que la vida te enseña más. Me enseñó a valorar cosas pequeñitas que no valoras, como respirar, caminar, estar tranquilo, porque nunca valoras la tranquilidad, porque das por hecho que toda la vida vas a estar tranquilo. Me enseñó a valorar cosas que he pensado que no disfrutaba. Me enseñó a no depender de que me falte, sino a saber valorar cuando lo tengo, porque cuando no está es cuando valoras, y la verdad no tiene que estar ausente para valorar, puedo valorarlo estando aquí, dándole el valor que tiene, y no hablo de cosas materiales, hablo de cosas tan simples como ver a tu padre, ver a tu madre, ver a mis hermanos, estar conviviendo con ellos, son etapas que hace años yo diría nel me voy a entrenar, y ahora no. Y también el saber de lo que soy capaz, porque muchas veces nos limitamos, y vuelvo a la pregunta que me decías, qué le dirías a un emprendedor, no te limites, piensa en grande, no dejes que alguien te diga que no vas a lograrlo, que no vas a poder porque esto está pasando, experiméntalo, date cuenta del potencial que tienes, esa persona que te está diciendo que no, es porque está asustada de ti, no quiere que lo hagas porque sabe lo que puedes hacer, y él no la pegó, entonces está hablando de sus frustraciones y sueños que no logró, tu hazlos, no te arrepientas, de verdad, yo ahorita estoy en una etapa de donde digo de dónde salió todo esto, y a veces si digo en qué metí, pero estamos aquí.

Academia Xoligar en redes: 

Instagram: @xoligaracademy

Facebook: @academiaxoligar

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más

EnglishEspañol