Preocupa discriminacion por edad 

Por: Nora Estrada

Un hombre que recibe una tarjeta de felicitación chusca por su cumpleaños rompe en risa por el contenido alusivo al envejecimiento, pero en su interior tal vez hay tristeza y estrés. Un doctor le dice a una mujer adulta que el dolor de su rodilla se debe a su edad, pero ella replica: “Mi otra rodilla está bien y tiene la misma edad”.
Las burlas, bromas o suposiciones en todas sus formas sobre la edad de una persona no son nada divertidas para la mayoría de las personas que las reciben, inclusive, el 93 por ciento, de dos mil 48 personas mayores de 50 a 80 años encuestadas, dicen que han enfrentado un tipo de discrimina​ción​ por su edad.
De hecho, muchos encabezados de noticias dicen que el presidente Joe Biden es muy viejo para postularse para un segundo mandato.
También las mujeres en general sufren desproporcionadamente prejuicios relacionados con la edad, especialmente en el lugar de trabajo. 
Además, la discriminación por edad tiene impactos dañinos en la atención médica.
En una teleconferencia organizada por Ethnic Media Services, varios expertos hablaron del sesgo relacionado con la edad y sus impactos físicos y mentales en los adultos mayores.
La doctora Julie Allen, del Centro de Investigación Social de la Universidad de Michigan, dijo que la discriminación por edad es común todos los días y estresa a las personas mayores 
Enfatizó que además de la discriminación por racismo, sexismo, homofobia, entre otros, encontró en un estudio que hay instancias grave por discriminación por la edad y que tiene resultados a como ser obligado a jubilarse o salirse de casa antes de que una persona lo elija.

“Pero hay otro forma de discriminación por edad, que eso la cotidiana, como dar tarjetas de regalo, o expresar comentarios como: ‘Te ves bien a pesar de tu edad’, entregar tarjetas de cumpleaños con chistes alusivos a la edad o regalar productos para el antienvejecimiento”, dijo. 
Agregó que la idea del estudio era determinar la prevalencia de la discriminación cotidiana entre adultos mayores y ver cuál es la experiencia e investigar si está relacionada con la salud.
“Descubrimos que más del 93 por ciento de los adultos en este rango dijeron que viven regularmente una o más de este tipo de discriminación por su edad.
“La discriminación por edad cotidiana puede servir como una fuente crónica de estrés en la vida de los adultos mayores y esto contribuye al envejecimiento acelerado, al aumento del riesgo de una amplia gama de problemas de salud, así como a la mortalidad prematura”, comento. 
Allen dijo que la discriminación por edad está integrada en el sistema de salud.
“Descubrimos ​que los ​niveles más altos de discriminación por edad están asociados con todos los indices de salud que usamos, dos para salud física y dos para salud mental.
“Un mayor riesgo de la salud física está asociado también con tener condiciones crónicas múltiples, como diabetes o problemas del corazón y con personas que muestran señales de depresión”, añadió. “Si bien, esto no es determinante, sí hay correlaciones”.
Enfatizó que la discriminación cotidiana aumenta el estrés diario de los adultos, lo que podría contribuir a un envejecimiento acelerado, desarrollar ciertas enfermedades, incluso, causar mortalidad prematura. 
“Si los adultos creen los estereotipos de que la soledad, depresión o problemas de salud son inevitables del envejecimiento tienen menos probabilidad de procurar apoyo apoyo de profesionales de la salud.
“Por ejemplo, se descubrió que estos adultos mayores tienen menos oportunidad de estar tomando sus medicamentos”, agregó. “También si los adultos mayores sienten alguna discriminación o se les habla de forma condescendiente al buscar apoyo médico, tienen menos oportunidad de buscar este tipo de apoyo”.
Allen dijo que esto lo puede sufrir cualquier persona en la oficina, mensajes o en temas sistemáticos como procedimientos para hacer citas.
“La discriminacion está incrustada en el sistema. Entonces, los adultos mayores reciben peor cuidado que los más jóvenes, lo que incluye presunciones entre los proveedores de cuidado, como en determinar cuáles situaciones merecen tratamiento y cuáles no.
“Dicen que los adultos mayores reciben menos exámenes preventivos que los jóvenes. Básicamente se le niega a las personas mayores procedimientos como trasplante de órganos en base a exclusivamente a su edad”, manifestó Allen.

Las mujeres envejecen mas
La doctora Louise Aronson, geriatra y profesora de medicina en UC San Francisco, dijo que las
mujeres envejecen en mayor número que los hombres. 
Informó que las personas de 65 años en adelante, hay 79 hombres por cada 100 mujeres; para
las personas de 65 a 74 años, hay 88 hombres por cada 100 mujeres; y para las personas de 
85 años o más, solo hay 53 hombres por cada 100 mujeres. 
“La brecha entre los sexos se está reduciendo en Estados Unidos, pero por todas las razones 
equivocadas. Es que las mujeres mueren más por obesidad. Hay más mujeres fumando y hay 
más mujeres bebiendo demasiado, entonces, sería mejor si la brecha se hiciera más pequeña 
porque estábamos ayudando a los hombres a no morir, pero desafortunadamente eso no es lo 
que puedo informar”, comentó. 
Aronson señaló que debido a que las mujeres tienen menos ingresos, sus contribuciones a los 
fondos de jubilación son menores. 
También hizo un llamado a las personas a mantener hábitos de vida saludables y comer más 
frutas y verduras.
La también profesora de medicina en UCSF y autora del bestseller del New York Times y 
finalista del Premio Pulitzer Elderhood: Redefining Aging, Transforming Medicine, and 
Reimagining Life, dijo que las mujeres son evaluadas como menos valiosas, menos 
competentes y tienen más probabilidades de ser despedidas con las mismas calificaciones y 
evaluaciones de desempeño que los hombres.
“En todas las edades, las mujeres negras y latinas ganan solo el 65 por ciento de lo que gana 
un hombre blanco por hacer exactamente el mismo trabajo y tener exactamente el mismo nivel 
de educación. Incluso las mujeres negras con títulos avanzados solo ganan el 70 por ciento de 
lo que ganan los hombres blancos con títulos avanzados”.
Paul Kleyman, coordinador nacional de Journalists Network on Generations y editor de Generation Beats Online, dijo que el envejecer no es necesariamente algo malo.
“Los ancianos suelen acumular experiencia y sabiduría y pueden seguir activos, creo que solo hay beneficios y no desventajas para la sociedad”, opinó.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más

EnglishEspañol