Arzobispo reza por la unidad durante celebración a la Virgen de Guadalupe

Por: Staff KioskoNews

El arzobispo José H. Gómez dijo que La Virgen de Guadalupe es un regalo para todos y recordó a cientos de fieles del sur de California su mensaje de esperanza, compasión, unidad y amor durante la misa anual que se celebró al aire libre el 4 de diciembre en el estadio East Los Angeles College (ELAC).

La culminación de la 91 Procesión y Misa en honor a Nuestra Señora de Guadalupe y San Juan Diego comenzó a media mañana con miles de asistentes y recorrieron varias cuadas antes de llegar al estadio ELAC.

Con el tema “Santa María de Guadalupe, Madre de la vida y de la paz, ruega por nosotros”, la Procesión y la Misa conmemoraron el 491 aniversario de las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe al campesino Juan Diego.

“Nuestra Santa Madre María de Guadalupe siempre nos lleva a Jesús, quien nos mostrará el camino para encontrar la paz”, dijo el Arzobispo Gómez en español durante la homilía bilingüe. “Jesús nos mostrará el camino hacia la verdadera felicidad y el amor en nuestras vidas”.

“La verdadera conversión es cambiar la forma en que vivimos. Pidámosle a nuestra Madre María que nos ayude a descubrir cuáles son esas pequeñas cosas que necesitamos cambiar en nuestra vida.

“Dios quiere que permanezcamos unidos, que estemos cerca de Él y cerca unos de otros, especialmente en nuestras familias. Hagamos de nuestras familias un modelo de unidad y un lugar lleno de amor. Nuestros hogares siempre deben estar donde Jesús debe estar presente y un lugar donde todos puedan encontrar amor, compasión y misericordia”, dijo el Arzobispo Gómez.

La Misa contó con la imagen de la Virgen de Guadalupe y la imagen de San Juan Diego que fueron organizadas por varias parroquias y cementerios de la Arquidiócesis de L.A. desde octubre. Fue precedido por un tributo musical a la Virgen de Guadalupe, que incluyó a los cantantes Araceli Sipaque y José Franco, y bailes del ministerio filipino de la Arquidiócesis. El Mariachi Charros de Oro de Adrian Cruz fue parte de la Misa solemne.

La celebración es la procesión religiosa más antigua de Los Ángeles, ya que fue establecida por católicos mexicanos que huyeron de la persecución del gobierno mexicano durante la Guerra Cristera en 1931. La celebración anual que conmemora la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe recuerda las apariciones milagrosas de la Virgen María y a San Juan Diego en el Cerro Tepeyac, Ciudad de México, en diciembre de 1531, cuando dejó su imagen en su tilma o manto. Su imagen ha sido un símbolo de unidad, paz, compasión y esperanza para personas de todo el mundo.

La procesión anual por las calles del este de Los Ángeles incluyó “andas”, o carros hechos a mano decorados con imágenes o estatuas enmarcadas de la Virgen de Guadalupe, traídos por familias y grupos parroquiales para honrar a la Virgen de Guadalupe.

Desde mediados de octubre, las imágenes de Nuestra Señora de Guadalupe, conocida como La Peregrina, y San Juan Diego iniciaron una peregrinación para visitar 25 parroquias y cementerios católicos, donde cientos de fieles tuvieron oportunidad de veneración.

La Peregrina, una imagen peregrina de la Virgen de Guadalupe, es una reproducción digital exacta de la imagen original en la Basílica de la Ciudad de México, la cual ha sido bendecida y tocada a la imagen original. La imagen de Nuestra Señora de Guadalupe y una de San Juan Diego fueron regalos entregados en mano hace 17 años a la Arquidiócesis de Los Ángeles por Monseñor Diego Monroy, entonces Rector de la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en la Ciudad de México.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más

EnglishEspañol