3 formas de ejercer sus derechos como padre para abogar por su hijo

Por: Especial
Saber cómo abogar por su hijo puede ayudar a largo plazo.

Por:  Rebecca Katz/PBSSoCal

Lisa Barros Mosko es una defensora de la educación especial y madre de un niño con discapacidad del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, por su sigla en inglés). Cuando ella se mudó de Nueva York a Los Ángeles, al principio no entendía muy bien cómo orientarse por el nuevo sistema escolar. Sabía que su hijo no estaba recibiendo suficiente terapia del habla, pero no estaba segura de dónde acudir. «Ignoraba que podía decirle [a la escuela] que mi niño necesitaba que alguien lo atendiera con más frecuencia, que la escuela estaba obligada a brindarle ese servicio, y que yo tenía derecho a pedirlo».

Comprender los derechos de los niños y abrirse camino en un sistema escolar tan inmenso como lo es el LAUSD es abrumador para la mayoría de los padres. El proceso puede ser particularmente difícil para las familias inmigrantes, las personas que están aprendiendo a hablar inglés y los padres de niños con discapacidades.

Durante la pandemia, los derechos educativos de decenas de miles de estudiantes con discapacidades* fueron denegados, incluido el acceso a proveedores de atención en salud mental, terapeutas ocupacionales, asistentes de comportamiento y muchos más.

Los estudiantes con discapacidades gozan de derechos específicos que les otorga la ley de «educación gratuita y adecuada», incluido el derecho a ser transportados de y hacia los servicios educativos y el acceso a una cantidad de horas de atención de especialistas, según las estipulaciones de su Plan Individualizado de Educación (IEP, por su sigla en inglés). Sin embargo, muchos padres de familia no saben exactamente qué pueden y qué no pueden pedirles a las escuelas de su distrito.

«…Los padres a menudo tienen que pasar por malas experiencias en las escuelas para darse cuenta de que algo no anda bien con el sistema. Luego aprenden que tienen derechos y que pueden tener una voz en el proceso», dijo Jazmine Rodríguez, coordinadora de Innovate Public Schools, una organización sin fines de lucro que ayuda a los padres desatendidos a abogar por sus niños en las escuelas públicas.

Hay muchas rutas que las familias pueden seguir para aprender sobre los derechos educativos de los niños, para asegurarse de que estos reciban lo que necesitan de la escuela de su distrito e incluso para convertirse en activistas de la educación. Estos son algunos pasos para los padres que desean involucrarse.

Conozca sus derechos

«El primer paso es que usted sepa que tiene derechos… y cuáles son», dijo Mosko.

De acuerdo con la Declaración de Derechos de los Estudiantes del LAUSD, emitida en 2020, todos los estudiantes del LAUSD gozan de ciertos derechos educativos,* entre ellos, «acceso a la tecnología», «confidencialidad» y «asesoramiento de profesionales bien capacitados».

Los estudiantes con discapacidades que tienen un Plan Individualizado de Educación (IEP) gozan de derechos legales aún más amplios.

Las siguientes organizaciones sin fines de lucro ayudan a los padres de familia a entender cuáles son los derechos específicos de sus niños:

  • Special Needs Network* (Red de Necesidades Especiales) – Con sede en Leimert Park y al servicio de las familias del sur de Los Ángeles, esta organización sin fines de lucro ayuda a las familias desatendidas que tienen niños con discapacidades. La organización se enfoca específicamente en el autismo y otras discapacidades del desarrollo, y presta especial atención a los estudiantes de color con discapacidades. También ofrece programas que enseñan a los padres de familia a utilizar las herramientas que se les proporcionan a los niños en la terapia conductual para que las puedan emplear en el hogar. Además, realiza evaluaciones integrales del comportamiento y remite a terapeutas, asistentes del comportamiento y asesores legales.
  • TASK* – TASK es una organización sin fines de lucro con sede en California que ayuda a los padres de familia y a los estudiantes con discapacidades a comprender y aprovechar sus derechos de educación especial desde el comienzo de la escuela hasta los 26 años. La organización ofrece asistencia con el proceso del IEP, remite a asesores, y organiza talleres* como «Derechos y responsabilidades básicas», «Orientación sobre los IEP» e «Intervención temprana». Puede ver las fechas de los talleres en el calendario de TASK.

Sea el defensor de su niño

«Los padres de familia son quienes mejor saben lo que el niño necesita, y ahora, después de la pandemia, aún más. Los padres se convirtieron en coeducadores durante este periodo… se dieron cuenta de qué tipo de apoyo individualizado necesitaba el niño. Ellos son quienes lo pueden hacer realidad», dijo Rodríguez.

La organización sin fines de lucro Innovate Public Schools, junto con Parent Revolution* y Speak UP, se dedican a enseñar a los padres de familia a abogar por sus niños en el sistema escolar.

Innovate Schools ofrece recursos para que los padres provenientes de comunidades desatendidas aprendan a convertirse en defensores de sus niños; por ejemplo, el Instituto Nacional de Padres Líderes. Este programa de una semana enseña a los padres sobre organización comunitaria y lo que significa tener poder en un sistema, y además les ofrece oportunidades para conectarse entre sí.

Gracias a los esfuerzos de los padres de familia, Innovate Schools creó una campaña de tutoría para que los estudiantes de bajos ingresos pudieran conectarse con tutores con el fin de mitigar la pérdida de aprendizaje.

«Los padres se dieron cuenta de que en los vecindarios más adinerados, en las escuelas con más recursos, los estudiantes usaban las tutorías para salir adelante. Con sus esfuerzos, lograron que sus niños también tuvieran acceso a esos recursos», dijo Rodríguez.

Construya una comunidad de padres de familia

Puede ser intimidante para los padres comunicarse entre sí. Rodríguez dice que es importante que el distrito ayude a forjar los lazos comunitarios mediante la organización de reuniones y la creación de oportunidades para el liderazgo y la conexión entre los padres.

En el distrito noroeste del LAUSD, existe una Unidad de Participación de los Padres y la Comunidad* dedicada específicamente a «desarrollar entornos acogedores para los padres de familia» y a conectarlos entre sí y con los recursos de la comunidad escolar y más allá.

«Cuando los padres comienzan a hablar entre ellos es cuando realmente pueden hacer que las cosas sucedan, pueden crear un movimiento», dijo Rodríguez.

Para ponerse en contacto con otras personas de su comunidad escolar, los padres también pueden usar plataformas como Nextdoor* o el Portal para Padres del LAUSD.*

«El conocimiento es poder», dijo Rodríguez. «Manténgase lo más informado posible y relaciónese con otros padres de su comunidad cuyos niños tengan desafíos similares. Comparen notas y compartan recursos».

4 Actividades divertidas para niños con trastorno del procesamiento sensorial

Qué hacer cuando encuentre obstáculos

Cuando los padres de familia comienzan a abrirse camino por el sistema escolar y los derechos educativos de sus niños, puede que encuentren obstáculos. El idioma es una barrera común para las familias que tratan de entender sus derechos y abogar por sus niños, dijo Rodríguez.

De acuerdo con las políticas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles,* «los padres de estudiantes con discapacidades tienen derecho a recibir información en su idioma principal».

Rodríguez también recalcó la necesidad a largo plazo de más administradores y personal de apoyo de origen latino que puedan no solo cerrar la brecha idiomática, sino también superar las barreras culturales. «Entra en juego un aspecto cultural; necesitamos personal que pueda hacer que las familias se sientan cómodas y bienvenidas para que participen y hagan preguntas».

También es crucial asegurarse de que haya intérpretes presentes en las reuniones escolares y en los grupos de defensa de derechos, así como garantizar que todos los informes se traduzcan, dijo Rodríguez.

Si las familias consideran que el distrito las ha tratado injustamente y no pueden resolver las cosas por su cuenta, también existen recursos legales; entre ellos, hay centros sin fines de lucro que brindan información y representación legal, así como abogados privados en el área de Los Ángeles que toman casos ad honorem, es decir, sin cobrar honorarios.

Recursos legales para familias

Disability Rights California
350 South Bixel Street, Suite 290
Los Angeles CA 90017
(213) 213-8000

Esta organización sin fines de lucro que aboga por los derechos de los californianos con discapacidades ofrece programas para enseñarle cuáles son sus derechos como cliente de servicios legales y también brinda asesoría legal.

Learning Rights Law Center
1625 W. Olympic Blvd., Ste. 500
Los Angeles, CA 90015
(213) 489-4030

Este centro se dedica a ayudar a las familias desatendidas de Los Ángeles para que puedan conseguir la equidad educativa para sus niños. El centro ofrece una clínica de derechos educativos y consultas individuales con los padres de familia de forma gratuita.

Public Counsel
610 South Ardmore Avenue
Los Angeles, CA 90005
(213) 385-2977

Public Counsel es un proveedor nacional de servicios legales ad honorem. Su equipo ayuda a comunidades de color de bajos ingresos en Los Ángeles y sus alrededores.

Un agradecimiento especial a Nancy Hernández y a otros padres de familia del centro de Los Ángeles que ayudaron a inspirar esta historia al abogar por sus niños.

*Recurso disponible solo en inglés.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más

EnglishEspañol