Preocupa aumento de delitos de odio, el más alto en 21 años

Por: Nora Estrada

Autoridades, fuerzas policiales y activistas comunitarios del Condado de Los Angeles confían en trabajar juntos para revertir las cifras

Los crímenes contra los latinos aumentaron un tres por ciento y nuevamente fueron el segundo grupo más grande de víctimas raciales

De acuerdo al informe anual de La Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles, los crímenes de odio denunciados en 2022 aumentaron un 18 por ciento, de 790 a 929, cifra que preocupa y mantiene a las autoridades en alerta y unida para tratar de revertir los números en el Condado de Los Ángeles.

Durante una rueda de prensa que se llevó a cabo el 29 de noviembre participaron Hilda Solís, supervisora del Condado de Los Ángeles; George Gascón, fiscal de distrito del Condado de Los Ángeles; y Robert G. Luna, Sheriff del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

También estuvo presente el subjefe Blake Chow, Departamento de Policía de Los Ángeles; Ilan Davidson, presidente, Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles y Robin Toma, director ejecutivo de la Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles.

Informaron que todas las fuerzas del orden y las autoridades del Condado de Los Ángeles permanecen unidas para enfrentar el reto de bajar esas cifras, sobre todo en los próximos meses en que se avecinan las elecciones presidenciales y a nivel mundial continúan la guerra Israel contra Hamas.

Toma informó que durante los últimos ocho años, los delitos de odio han tenido una tendencia al alza y desde 2013 ha habido un aumento del 142 por ciento, mientras que el 72 por ciento fueron de naturaleza violenta, el segundo porcentaje más alto en al menos 21 años.

“Los delitos raciales, de orientación sexual y de odio religioso aumentaron marcadamente. Pero el racismo fue, con diferencia, la motivación más común: representó el 57 por ciento de todos los delitos de odio. Los delitos raciales aumentaron un 14 por ciento, de 476 a 545”, explicó.

Dijo que aunque sólo representan alrededor del 9 por ciento de la población del país, los afroamericanos fueron nuevamente blanco desproporcionadamente de ataques y representan alrededor del 53 por ciento de las víctimas de crímenes de odio racial. 

“Si bien, los crímenes contra los negros aumentaron, todos los demás grupos raciales y étnicos importantes experimentaron ligeros aumentos o disminuyeron significativamente. 

“Los delitos raciales, de orientación sexual y de odio religioso aumentaron marcadamente”, agregó. “Pero el racismo fue, con diferencia, la motivación más común: representó el 57 por ciento de todos los delitos de odio. Los delitos raciales aumentaron un 14 por ciento, de 476 a 545”.

Los crímenes contra los latinos aumentaron un 3 por ciento y nuevamente fueron el segundo grupo más grande de víctimas raciales. 

“Este fue el séptimo año consecutivo en que los latinos experimentaron la tasa más alta de violencia (93 por ciento) que cualquier otro grupo racial/étnico.

“No puedo leer este informe y sentirme feliz, pero es una llamada a que tomemos acción para reforzar nuestras redes entre gobierno y comunidad y a través de eso vamos a resistir”, añadió el director ejecutivo de la Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles.

Robin Toma.

Dijo que lo que se vio durante la reunión de poderes policiales, funcionarios del condado y de activistas comunitarios es que existe la disponibilidad de unirse para vencer las fuerzas del odio.

“Sabemos que la unidad nos va a ayudar a enfrentar este desafío de tristeza y preocupación con el aumento de crímenes de odio”, dijo.

Una de las cifras mas alentadoras del informe fue que los delitos contra los asiáticos, que se habían disparado a niveles récord durante la pandemia, disminuyeron un 25 por ciento, pero los 61 delitos reportados fueron la segunda cifra más grande en la historia de este informe.

En el apartado de los delitos de sexualidad constituyeron la segunda motivación más importante (18 por ciento) y crecieron un 20 por ciento. El 81 por ciento de estos delitos se dirigieron a hombres homosexuales.

Por otra parte, los delitos religiosos aumentaron un 41 por ciento y representaron el 16 por ciento de todos los delitos de odio. El 83 por ciento de estos crímenes fueron anti judíos.

En el grupo de las personas transgénero, hubo 44 delitos, el mayor número jamás documentado. El 91 por ciento de estos crímenes de odio fueron violentos, una tasa mucho más alta que los ataques raciales, de orientación sexual y religiosos.

Después de dispararse un 48 por ciento el año anterior, los delitos de odio en los que se utilizaron insultos contra los inmigrantes continuaron aumentando otro 12 por ciento, de 84 a 94. El número más grande jamás registrado. 

Los sospechosos utilizaron lenguaje anti inmigrante en el 55 por ciento de los delitos contra los latinos y en el 25​ por ciento de los delitos contra los asiáticos.

Autoridades del Condado de Los Angeles, fuerzas del orden y activistas comunitarios estuvieron presentes durante el reporte de actos y crímenes de odio.

Alienta a denunciar

Luna dijo que es importante denunciar los actos y crímenes de odio para que los cuerpos de seguridad preparen estrategias mas certeras contra el problema.

“Quiero enfatizar que es muy importante la denuncia. El Departamento del Sheriff alienta a toda la comunidad a presentarse e informar, permítanos determinar si es un delito o no”, enfatizó.

Dijo que es comprensible que algunas personas tengan miedo de presentarse ante las autoridades. 

“Pero estoy aquí para asegurarles que como departamento del Sheriff estamos tratando de hacer todo lo posible para trabajar diligentemente y asegurar que los crímenes sean investigados y para proteger a las víctimas del crimen sin importar su raza, identidad de género, etnia o religión”, manifestó.

Luna prometió que los actos de odio no tienen lugar en el Condado y que no serán tolerados. 

“Los crímenes o incidentes de odio tienen un impacto devastador en las personas, las familias y en nuestras comunidades, y si hay un ataque de odio y nadie lo denuncia, estamos en manos de los perpetradores”. 

Durante el informe también dieron a conocer que el mayor número de crímenes de odio tuvo lugar en la Región del Área de Planificación de Servicios Metro (SPA), que se extiende desde West Hollywood hasta Boyle Heights, seguida por la Región SPA del Valle de San Fernando. 

Sin embargo, si se toma en cuenta la población, la Región Metro tuvo la tasa más alta seguida por la Región Oeste (que incluye partes del Oeste de Los Ángeles, Santa Mónica, Beverly Hills, CE).

Promete garantías

El fiscal de distrito del Condado de Los Ángeles, George Gascón, prometió todas las garantías a quienes denuncien los crímenes y actos de odio.

“Estamos todos juntos en la columna vertebral y no toleramos el odio a la comunidad. Cualquiera que participe en un acto criminal motivado será procesado agresivamente.

“Tanto la víctima como los testigos de actos de odio deben sentirse seguros de denunciar los delitos”, añadió. “Se les brindará  protección temporal mientras trabajan con las fuerzas del orden investigando o también logrando que los delincuentes obtengan responsabilidad”. 

‘Preocupante, pero trabajamos en ello’

La supervisora Hilda Solís.

La supervisora Hilda Solís explicó que el preocupante informe en el que se destacan los alarmantes aumentos de crímenes de odio ayuda a implementar programas y fondos específicos.

“Veo con preocupación que está creciendo el odio, y por eso estamos dando a conocer este informe, que nos va ayudar a poner más fondos para programas en todos los idiomas en áreas específicas para luchar contra esto”, expresó.

Solís reiteró que también es muy importante que la comunidad se una denunciando los actos de odio.

“Sabemos que todos unidos vamos a combatir este problema”, señaló​ Solís.

Denuncia el odio llamando al (833) 866-4283 o al 833-8-NO-HATE, se pueden realizar de forma anónima de lunes a viernes de 9 a.m. a 6 p.m.

Información adicional en: https://www.cavshate.org/ (eligiendo español como idioma)

Nota: Este informe es parte de la serie de trabajos que desarrolla Impulso Newspaper con Stop The Hate (STH), gracias a la financiación proporcionada por el Estado de California y administrado por la Biblioteca del Estado de California (CSL) en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de Asuntos Estadounidenses de las Islas Asiáticas y del Pacífico de California (CAPIAA).

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más

EnglishEspañol