¿Podría E.U. aislarse contra la Covid-19 en una burbuja frágil y momentánea? 

Por: Nora Estrada
BURBUJA COVID 19,AISLARSE

Los Ángeles.- La “burbuja” protectora contra ​la Covid-19 que Estados Unidos pretende implementar sería frágil y momentánea, y mas cuando gran parte del resto del mundo experimenta aumentos de ​contagios y muertes por el virus, opinan expertos.

La Unión Americana pasa por una caída en las nuevas tasas diarias de infección y muertes por Covid​ a medida que se avanza en la inoculación de su población​.

Sin embargo, el resto del mundo experimenta ​altos índices de casos y muertes y sufre por la falta de la vacuna.

​Hasta hace unos días, en Estados Unidos se han aplicado 276 millones de dosis, de las cuales 124 millones de personas han sido inoculadas completamente, lo que representa casi el 38 por ciento de la población.

Mientras en todo el mundo ​apenas​unas 340 millones de personas se han vacunado completamente, menos del cinco por ciento de la población global.

​No es un secreto que la mayor parte de ​esas ​dosis han sido administradas en países ricos que tienen acuerdos con las grandes empresas farmacéuticas que, reforzados por enormes cantidades de financiación y apoyo públicos, se han desarrollado varias vacunas eficaces.

Mientras que en muchos países pobres luchan para vacunar a sus ciudadanos.

Cabe resaltar que actualmente los vecinos de la Unión Americana, como México y el resto de Latinoamérica enfrentan una nueva variante ​que se propaga desde Brasil, registran hasta la fecha más de 29 millones de casos confirmados y cerca de 930 mil muertes.  

“Las burbujitas son muy lindas, pero no duran mucho, son frágiles”, expresó el doctor Ben Neuman, virólogo y jefe del Complejo de Investigación de Salud Global de la Universidad Texas A&M.

Neuman enfatizó que la única manera de lidiar con el virus es encontrar una solución global.

“O sea, vacunar dentro de cierto tiempo, en seis meses, quizá un año”, agregó. “Ese es el desafío, esa es una opinión, no es un hecho”. 

Neuman, quien formó parte de una conferencia virtual organizada por Ethnic Media Services (EMS), opino que el mundo debe unirse para vencer el Covid-19.

“He visto lo que el mundo puede hacer cuando luchamos juntos”. comentó.

Recordó que en la Segunda Guerra Mundial hubo un esfuerzo máximo y comunicado mundial.

“Pero soluciones a medias no nos van a llevar a eso. Tenemos buenas vacunas y probablemente podamos lidiar con esto, pero no en pequeños grupos o grupos vulnerables o con medidas parciales como lo hemos hecho hasta el momento.

“No me gusta la manera en que se ha lidiado con esto hasta ahora”, dijo Neuman. “Lo que estoy viendo es que hay mucha gente que está muy cerca de la solución y son los que más están dudando, y hay muchos deseos de la solución de los que están mas lejos de la solución, y eso es terrible”.

‘Programa Covax va retrasado’

Por su parte, Peter Maybarduk, director del Programa de Acceso Global a Medicamentos de ​Ciudadanos ​Publicos, dijo que aunque la iniciativa Covax, es buena, también tiene deficiencias, como la falta de esfuerzos para garantizar a nivel mundial un acceso equitativo a la inoculación contra el coronavirus y la financiera.

Covax es un programa que tiene como objetivo llevar vacunas a países pobres dirigido por Gavi, la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI) y la Organización Mundial de la Salud ( OMS).

Maybarduk también comentó que preocupa la falta de vacunas para satisfacer la necesidad mundial.

“Es posible que muchas personas en el mundo no se vacunen hasta 2023, si es que lo hacen alguna vez lo hacen porque no hay un plan de los líderes nacionales para que eso suceda”​, expresó​.

Dijo que Covax tiene como objetivo distribuir equitativamente dos mil millones de dosis para vacunar al 20 por ciento del mundo.

Explicó que los países ricos compran en el grupo de Covax para producir una vacuna que la OMS aprueba, como la Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Moderna y Sinopharm.

“Después las vacunas se dirigen a 92 países de ingresos bajos y medianos que no pueden acceder a gran parte del suministro mundial que consumen esas naciones ricas”, comentó.

Maybarduk agregó que hasta la fecha, Covaz solo ha enviado 64 millones de dosis.

“Y faltan unos 20 mil millones de dólares para alcanzar su objetivo de inversión”, comentó.

El experto dijo que una manera de lograr el objetivo es que los países ricos compren la vacuna para tener acceso a un portafolio de vacunas de lo que podrían comprar por su cuenta.

“Si eres un país con dinero puedes vacunar a un porcentaje de tu población con cualquiera de esas vacunas aprobadas”, añadió.

Dijo que Estados Unidos le da prioridad a su propio acceso a las materias primas.

“Lo que dificulta que los productores en el extranjero pongan las vacunas en línea rápidamente y demuestren seguridad y eficacia a la OMS”, dijo.

Maybarduk comentó que para liberar el monopolio de la producción requerirá una exención temporal de los ADPIC (Aspectos de la propiedad intelectual relacionados con el comercio), un acuerdo de la Organización Mundial del Comercio, para que cualquier nación pueda importar tecnologías de vacunas sin preocuparse por las patentes.

Agregó que incluso si se levantan las restricciones de patentes, otras naciones necesitarán acceso a recetas de vacunas, información confidencial para procesar químicos e ingenieros para trabajar en las instalaciones.

“Compartir las dosis y materiales fundamentalmente el conocimiento y la capacidad para hacer que se haga y distribuya inmediatamente. ​Es lo que necesitamos que pase​”, añadió.

Hasta el momento, dijo que el programa de Covax va muy retrasado.

“Enfrenta grandes desafíos. Se necesitan miles de millones de dosis y es importante que se incrementen las fabrica. La idea es que sea equitativa en el mundo”, dijo.

​​Duda de una inmunización colectiva 

El doctor Marc Lipsitch, profesor de epidemiología y director del Centro de Dinámicas de enfermedades transmisibles en Harvard, opino que es improbable que Estados Unidos alcance la inmunidad colectiva y que es urgente que todo mundo esté vacunado.

“Sobre el concepto de inmunidad colectiva, creo que hay muchos malentendidos y conceptos erróneos. Y creo que es fundamental entender cuál es la situación en Estados Unidos. 

“La inmunidad colectiva es simplemente la existencia de personas en una población que son inmunes total o parcialmente y que ralentizan la transmisión al dificultar el paso del virus de una persona a otra”, dijo Lipsitch durante una conferencia virtual organizada por Ethnic Media Services.

El doctor dijo que actualmente una parte de la ciudadanía se pregunta si será posible alcanzar el nivel de inmunidad colectiva en el que la transmisión se vuelva casi imposible en los Estados Unidos. 

“He estado diciendo que creo que eso es muy poco probable, incluso con las vacunas que tenemos. Creo que es bastante improbable, al menos para el país, pero posible en ciertas áreas a medida que obtengamos más información sobre las vacunas”.

Dijo que se requiere inmunizar al 80 por ciento de la población, lo que significa que las personas tienen que estar completamente protegidas contra la capacidad de transmitir el virus.

“Y con la vacuna ciertamente hemos protegido en gran medida, pero no al cien por ciento. Son muy buenas, pero no al cien por ciento. Y de ahí la idea de intentar vacunar e inmunizar completamente al 80 por ciento de la población.

Comentó que dados los niveles de renuencia a vacunarse, los continuos desafíos para el acceso y el hecho de que no se está vacunando a toda la población porque los niños menores de 12 años no son elegibles, es muy poco probable que como nación se logre la inmunización.

Brasil lidia contra el Covid y la ideología presidencial 

La doctora Rosernda Guerra, investigadora del Departamento de Patología del Centro de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Universidad Federal de Maranhao, dijo que en Brasil, además de los problemas de insuficiencia de vacunas y medicamentos para controlar los síntomas del virus, existe un tinte político.

“Desde que comenzaron las vacunaciones en enero con dosis de Astrazeneca, Brasil ha inmunizado solo al 17 por ciento de su población, y las variantes de transmisión rápida lo han colocado junto a India como una de las naciones con mayor número de infecciones.

“La situación en la ciudad de Manaus, capital del estado brasileño de Amazonas, es la más preocupante”, dijo la doctora.

Explicó que en esa zona alrededor del 70 por ciento de las personas en ese lugar dieron positivo por Covid.

“Sabemos que más del 50 por ciento de los casos son causados ​​por la variante PI, y que es más violenta a nivel vascular que el otro linaje”, explico. “Cuando tenemos muchas personas infectadas, la posibilidad de tener nuevas variantes aumenta”.

Además, ​Guerra ​agregó ​que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a pesar de estar infectado, cree que el virus es una “pequeña gripe” y que la pandemia no es grave.

“Todos los días le dice a la gente que salga sin máscaras y use medicamentos que no tienen éxito para controlar la enfermedad”.

 ​También aceptó que no es posible tener una burbuja en Brasil.

“Solo si los ciudadanos no se mueven de una ciudad a otra. Tenemos una población global. La gente vuela de un lugar a otro. Tenemos que cerrar las fronteras para controlar la enfermedad, pero supongo que no es razonable”, agregó.

Dijo que de la región en América del Sur solo Brasil enfrenta una corta alarmante de casos y muertes relacionados con el coronavirus.

“Sólo Brasil tiene un nivel alto de casos nuevos y de muerte. Argentina, Uruguay y Paraguay tienen controlada la enfermedad”, comentó Guerra.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más