Piden mantener la guardia y acceder a pruebas para frenar propagación del Covid-19

Por: Nora Estrada
A medida que se expande la elegibilidad para vacunas, las pruebas gratuitas de COVID-19 se vuelven necesarias para detener la propagación

Los Ángeles – El Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles anunció que se asoció con organizaciones comunitarias (CBO por sus siglas en inglés) del Condado de Los Ángeles para pedir a los residentes a continuar con las pruebas de COVID-19 como un paso necesario para frenar la propagación del virus, mientras continúan los esfuerzos de vacunación. 

Los funcionarios de la salud coinciden en señalar que debido a que los residentes locales confían en las organizaciones sin fines de lucro que brindan servicios a las comunidades que sirven, las asociaciones de CBO son parte de los esfuerzos continuos para mantener la tendencia a la baja de la transmisión de COVID-19 en el Condado de Los Ángeles, particularmente en las comunidades mas afectadas, las latinas y afroamericanas que tienen las tasas de casos más altas y las tasas de vacunación más bajas.

POR QUÉ LAS PRUEBAS SIGUEN SIENDO IMPORTANTES:

Los funcionarios aseguran que las pruebas ayudan a diagnosticar e identificar a las personas infectadas con tiempo y evitan que el virus se propague a la comunidad en general.

También argumentan que las pruebas ayudan a descubrir que si alguna persona resulta positiva, desde el principio tiene tiempo para aislarse y luego informar a sus contactos para que hagan lo mismo y de esa manera proteger a sus seres queridos, lo que evitará que se desarrollen focos de infección.

A medida que se amplía la elegibilidad para la vacuna, las pruebas seguirán siendo una parte fundamental de la prevención hasta que se alcance la inmunidad colectiva.

A través de relaciones profundamente arraigadas, experiencias vividas y compromiso con la justicia social, estas CBO se han ganado la confianza de la comunidad. 

Como miembros de confianza en las comunidades más afectadas por COVID-19, los socios de CBO en todo el Condado de Los Ángeles abordan la desconfianza institucional, los mitos y la desinformación que podrían generar brechas en el acceso a servicios como pruebas y atención médica. 

Las CBO abordan la brecha digital a través de asociaciones con iglesias locales, salones de belleza, así como banca telefónica y barrios de prospección. También lanzan campañas en las redes sociales; organizan sesiones informativas virtuales con médicos de BIPOC; y participan en eventos con mucho tráfico peatonal para proporcionar recursos críticos, información y apoyo a los miembros de la comunidad que buscan hacerse la prueba o vacunarse.

“Dado el racismo sistémico histórico y continuo, las asociaciones con organizaciones comunitarias confiables son uno de los elementos más esenciales para garantizar que las comunidades afroamericanas, latinas, asiático-americanas e isleñas del Pacífico tengan un acceso equitativo a las pruebas de COVID-19. 

“El Proyecto de Salud de las Mujeres Negras de California se enorgullece de unirse a una coalición de varias organizaciones para asociarse con el Condado de Los Ángeles en este esfuerzo ”, dijo Sonya Young Aadam, directora ejecutiva del Proyecto de Salud de las Mujeres Negras de California, una organización líder que empodera a las mujeres para que se conviertan en participantes activas en la mejora de su estado de salud. 

Por su parte, Verónica Padilla, directora ejecutiva de Pacoima Beautiful, la única organización de justicia ambiental en el Valle de San Fernando que aboga por una comunidad más saludable y segura, recomendó seguir con la práctica de las pruebas contra el Covid-19 porque se protege a toda la familia y amigos cercanos.

“Hacerse una prueba de COVID-19 sigue siendo importante. Protéjase a sí mismo, a sus hijos y a sus seres queridos. Hágase la prueba de inmediato si tiene algún síntoma o si cree que ha estado expuesto”, afirmó.

Benjamin Torres, presidente y director ejecutivo de CDTech, dijo que si bien hay una disminución de nuevas infecciones, hospitalizaciones y muertes en todo el condado de Los Ángeles, persisten las disparidades y los peligros, especialmente entre las comunidades de color.

“Aunque las vacunas brindan inmunidad, aún no hay suficientes personas vacunadas o inmunes, por lo que todavía existe el riesgo de infección. No podemos bajar la guardia”, comentó Torres. 

Durante los últimos 25 años, CD Tech ha brindado capacitación, recursos y programas para abordar problemas de equidad racial y justicia económica en la comunidad del sur de Los Ángeles.

El Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles amplió la disponibilidad de pruebas en las comunidades más afectadas, incluida la ubicación de sitios donde las personas viven, viajan y trabajan, como supermercados, parques e incluso iglesias. 

Existen ubicaciones de prueba donde el solicitante puede llegar sin previa cita, recibir el servicio gratuitamente y sin exigencia de comprobar estatus migratorio. 

Toda la información personal es segura y privada, y no se requiere una licencia de conducir ni un número de seguro social.

Los funcionarios dicen que a medida que el Condado de Los Ángeles y el resto del estado reabren, los residentes que se descuiden en la implementación de las medidas que han reducido la infección, que combinadas con nuevas variantes del virus que se propagan fácilmente, podrían provocar un nuevo aumento. 

Además, las comunidades de color y las comunidades de ingresos bajos a moderados enfrentan bajas tasas de vacunación, lo que las pone en mayor riesgo de contraer COVID-19.

La doctora Erika Flores Uribe, directora de COVID-19 Testing Equity Collaborative del Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles, declaró: “Tanto las vacunas como las pruebas son necesarias. Las pruebas son especialmente importantes ahora que la vacuna se implementa en nuestras comunidades para continuar frenando la propagación del COVID-19. Todos deben vacunarse tan pronto como sean elegibles. Las vacunas salvan vidas, potencialmente su vida y la de sus seres queridos”.

¿CUÁNDO DEBE HACERSE LA PRUEBA ALGUIEN?

Cuando sienta síntomas.

Cuando un médico o Salud Pública le ha pedido que se haga la prueba.

Las personas que aún no han recibido una vacuna, o que aún no están completamente vacunadas, deben hacerse la prueba (incluso si no tienen síntomas) si:

Cuando ha estado expuesto a alguien con COVID-19.

Creen que han estado expuestos al COVID-19.

Todas las personas que hayan sido vacunadas por completo deben hacerse la prueba (incluso si no tienen síntomas):

Si viven en un entorno grupal o trabajan en un lugar abarrotado (como un centro penitenciario, un hogar grupal o una fábrica) y están cerca de alguien que tiene COVID-19.

El Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles continúa haciendo que la prueba de COVID-19 sea lo más conveniente y fácil posible. 

Las pruebas aún son gratuitas y están ampliamente disponibles, con muchos sitios de pruebas sin cita previa que no requieren una cita. 

Las personas que deseen hacerse la prueba deben llamar primero a su médico. Si no tienen médico, pueden llamar al 211 o visitar COVIDHelpLA.org para obtener más información.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más