La pandemia acentúa la brecha racial 

Por: Nora Estrada
Persona se vacuna contra Covid 19

Los Ángeles.- Aunque en Estados Unidos las personas de color representan el 39 por ciento de las muertes debido al Covid-19, la discriminación y falta de acceso a la salud para este segmento de la población se exacerbo en medio de la pandemia, opinaron expertos.

Durante la distribución de la vacuna también acrecentó la iniquidad entre los negros, latinos y asiáticos.

En California el 55 por ciento de las muertes por Covid-19 son personas latinos, y la comunidad nativa americana tiene casi el doble de las tasas de mortalidad de los blancos, según datos de los CDC. 

En Nueva York, los asiáticos del sur tienen las tasas más altas de positividad y hospitalización entre los asiáticos, solo superados por los hispanos en positividad y los negros en hospitalización. 

“La pandemia hace que los sistemas de salud no puedan lidiar con la emergencia y la disparidad, estas brechas se han vuelto mucho mas obvias y la falta de acceso del cuidado de la salud es más notable”, dijo Daniel Turner-Lloveras, Asistente de Profesor de Medicina de la UCLA.

Agregó  que el primer paso para lograr una distribución equitativa es garantizar que todos los estados documenten los datos raciales sobre quién recibe la vacuna.

Los datos analizados por KFF muestran que las brechas más grandes entre los estados que informan números por raza se encuentran en Delaware, donde solo el 6 por ciento de los vacunados son negros, aunque representan el 24 por ciento de las infecciones. 

Indicó que en Colorado ha vacunado sólo al seis por ciento de los latinos, mientras que las tasas de infección latina alcanzan el 37 por ciento; y en Oregon únicamente el seis por ciento se ha vacunado mientras que el 35 por ciento se ha infectado.

En Texas sólo el 16 por ciento ha recibido la vacuna a pesar de representar el 43 por ciento de los casos. 

En Luisiana, los afroamericanos han recibido el 13 por ciento de las vacunas, pero sufrieron el 34 por ciento de las infecciones y en Mississippi se ha vacunado al 17 por ciento de los negros, pero sus tasas de infección alcanzan el 38 por ciento.

Los datos de KFF muestran las mismas brechas de vacunación para los nativos americanos y los asiáticoamericanos.

“Necesitamos un gigantesco proyecto digital de participación del paciente con ayuntamientos virtuales en cada vecindario que brinden información en los idiomas que habla la gente.

 “Esta es la única forma de lograr la inmunidad colectiva y volver a algún tipo de normalidad”, comentó.

El médico dijo que ninguno de los estados informa datos raciales sobre quién recibe las vacunas.

Turner-Lloveras añadió que de acuerdo al monitor de vacunas de la Kaiser Family Foundation (KFF), sólo 23 estados del país comparten datos de vacunación por raza y etnia.

“Y el patrón persistente es que las personas negras e hispanas han sido vacunadas en tasas muy bajas en proporción a las infecciones y muertes por el virus”, comentó. “Esto debe corregirse de inmediato. Si no podemos medir y cuantificar la disparidad, es muy difícil encontrar una solución”.

Dijo que ya se inició un proceso de petición para que los datos raciales en California sean compartidos.

DISCRIMINACION

Para el doctor David M. Carlisle, presidente y director presidente y director ejecutivo de la Universidad de Medicina y Ciencia Charles R. Drew, señaló que hay discriminacion pronunciada en la distribución de la vacuna.

Dijo que los más beneficiados son los habitantes de las zonas pudientes, mientras que los más afectados son los de comunidades étnicas.

“Como es posible que en el estadio de Los Dodgers no tengan vacunas y que farmacias de New Port Beach y Augura Hills reciban en altos números.  

“Los datos demuestra que las comunidades latinas, afroamericanas y asiáticas son las mas afectada por Covid 19, sus habitantes tienen mayor posibilidad de que se infecten y tienen mayor posibilidad de morir. El impacto de esta enfermedad es desproporcionado.

“Es un desastre y refleja la falla del gobierno federal de mandar vacunas donde se necesitan más”, manifestó.

Carlisle también dijo que el sistema de salud no estaba preparado para una pandemia.

Explicó que en cuanto al caso del Hospital Martin Luther King de Los Ángeles, que de acuerdo a un reporte del NY Times, necesitaba pedir refuerzos para trasladar a sus pacientes Covid-19 más críticos a otros hospitales para su oxigenación. 

En ese mismo artículo se menciona que esas solicitudes de apoyo eran muy frecuentes y los hospitales de la zona se negaron a recibir pacientes de MLK debido a la falta de seguro médico.

El doctor Carlisle dijo que el MLK respondió lo más que pudo.

“No estoy seguro qué fallo, lo que vemos que es una situación que ya se estaba dando por décadas, es la cara oculta del sistema de la salud. Mi opinión personal, alguien que vive en Compton debería de tener el mismo servicio de salud que uno que vive en Brentwood”, expresó.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más