Ofrecen apoyos a trabajadores esenciales durante la pandemia

Por: Nora Estrada

Los Ángeles.- “No nos queda otra mas que jalar para llevar comida a la familia”, “Alguien tiene que sacrificarse”, “No tenemos opción”, “O, nos arriesgamos, o morimos de hambre”, “Salimos de casa con el ‘Jesus en la boca’ y rezando un Padre Nuestro” y “No recibimos ayuda por ningún lado, tenemos que salir por la papa aunque eso signifique arriesgar la vida”.

Esas fueron algunas respuestas de varios trabajadores esenciales que forman parte de los 3 millones 600 mil que mantienen en funcionamiento el Condado de Los Ángeles cuando se les preguntó por qué no quedarse en casa​ durante la pandemia que se encuentra en el punto mas alto desde que inició en marzo pasado​.

De acuerdo a estadísticas de la Universidad del Sur de California, un tercio de la población del condado son trabajadores esenciales.

Durante la pandemia han sido reconocidos, pero pocas veces reciben apoyos financieros, de salud o legales cuando son abusados por sus empleadores.

Pero el Condado de Los Ángeles sale al quite e informan sobre los programas a los que pueden acceder estos trabajadores durante la pandemia.

Para dar a conocer los programas a los que este segmento de la población tiene acceso, Ethnic Media Services organizó una conferencia virtual con: Michael Nobleza, Asesor Ejecutivo de FUSE de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes (OIA); Rose Basmadzhyan, jefa del Programa e Investigación de Cumplimiento de Salarios y de la División del Departamento de Asuntos Comerciales y del Consumidor (DCBA); Monica Nguyen, directora del programa GAIN del Departamento de Servicios Sociales Públicos (DPSS), e Ivonne Medrano, abogada del programa de derechos laborales de la Agencia de Derechos Laborales en Bet Tzedek.

MOTOR DE LA ECONOMÍA

Nobleza dijo que uno de cada tres angelinos son inmigrantes y que los trabajadores no documentados del condado contribuyen con 544 millones de dólares de impuestos, y que es mas probable que se conviertan en emprendedores.

“Muchas veces hablamos de los inmigrantes como si fueran diferentes a nosotros”, comentó. “Los inmigrantes son los motores de la economía, forman parte entre el 40 y 50 por ciento de nuestros trabajadores esenciales, como conserjes, trabajadores de la industria alimentaria, enfermeras, repartidores, de construcción, del cuidado de niños, entre otros oficios, y esta pandemia se han puesto en riesgo para que nosotros podamos quedarnos en casa seguros”.

Pero resaltó que el fuerte impacto que tiene la pandemia afecta desproporcionadamente a los trabajadores esenciales inmigrantes porque laboran en condiciones inseguras porque no pueden mantener la distancia social y muchas veces los empleadores no les proporcionan el equipo de protección personal.

“Y también están sujetos a insalubridad porque muchos de ellos se ven en la necesidad de vivir en casas en las que habitan muchas personas. Esas son algunas de las causas por las que se exponen más y no tienen acceso al servicio de la salud. Para ellos su salud física viene después de la salud económica de sus familias.

“Ya antes de la pandemia muchos de los trabajadores inmigrantes tenían problemas para obtener recursos de ayuda y los indocumentados no tenían los beneficios sociales o subsidios federales”, agregó.

Los trabajadores indocumentados no son elegibles para la mayoría de los programas de ayuda estatales y federales, y la Ley CARES federal descalifica a familias enteras para recibir asistencia si solo una persona es indocumentada.

“De acuerdo al Instituto de la Investigación sobre la Equidad, de esa manera se elimina a un millón 125 millones de ciudadanos angelinos o titulares de tarjetas verdes”, dijo. “El sufrimiento económico causado por esta pandemia no afecta a todos los inmigrantes?

Para ayudar a los inmigrantes a conocer y obtener acceso a los servicios en todo el condado disponibles para ellos, como protección para inquilinos, representación legal de inmigración y salud médica, Nobleza dijo que el condado estableció la Oficina de Asuntos de Inmigrantes en 2017. 

Explicó que la OIA también pretende  involucrar a la comunidad en temas como el robo de salarios, la seguridad de los trabajadores y el desarrollo de la fuerza laboral.

“Continuando con este impulso en Los Ángeles estamos enfocando en proteger el bienestar de los trabajadores esenciales, ​hemos implementado esta ​iniciativa centrada en concientizar sobre esta situación”, comentó. “Realmente la pandemia reveló las formas en que los inmigrantes no pueden acceder de manera efectiva a los servicios públicos, a menudo en virtud de su estatus migratorio”.

Nobleza adelantó que en febrero la OIA realizará un evento para ayudar a conectar a los trabajadores indocumentados con servicios de ayuda.

AYUDA PARA VÍCTIMAS DE ROBO DE SALARIO

Por su parte, Basmadzhyan, habló sobre el Programa de Cumplimiento del Salario Mínimo de DCBA, el proceso de quejas y cómo puede ayudar a los trabajadores que sufren robo de salario.

“El 19 de noviembre del 2015 el Consejo de Los Ángeles adoptó un nuevo programa para verificar que el salario mínimo para el condado sea respetado. El condado proporciona servicios a empleadores y a empleados para garantizar que no haya robo de salarios”, comentó.

Hasta el momento, dijo​,​ han recuperado salarios atrasados de mil 500 trabajadores y recuperado mas de 3 millones de dólares en este rubro.

Pero también señaló que los trabajadores deben de denunciar los casos.

“Muchas veces tienen miedo a reportar estos casos por miedo a ser despedidos, el miedo a represalias o acciones adversas”, expresó.

Basmadzhyan aseguró que tienen herramientas que les permiten remediar eso.

“Desde fuertes multas hasta el reintegro y las denuncias pueden ser anónimas, y vamos a investigar no solamente ese caso, sino a todo el negocio”, agregó. “Y no vemos el estado migratorio de los denunciantes, para nosotros todos son iguales”.

Puede comunicarse con la oficina al 800 593-8222 y https://dcba.lacounty.gov/.

MUCHO MÁS QUE AYUDA PARA DESEMPLEO

Nguyen explicó que GAIN administra programas financiados por el condado y el estado federal para personas que reciben asistencia en efectivo a través de CalWorks.

Comentó que muchas de esas personas son trabajadores desempleados o subempleados.

“El condado tiene más de 3 millones y medio de trabajadores esenciales que reflejan la diversidad de Los Ángeles. De hecho, somos 

la agencia de servicios públicos más grande del país”.

Dijo que el objetivo es ayudar a las personas a superar cualquier barrera que tengan para encontrar y mantener un empleo.

Agregó que se hace a través de la asistencia en la búsqueda de empleo, la capacitación vocacional, la gestión de casos, la educación de adultos o el manejo de problemas de salud mental o violencia doméstica.

“Tenemos ahora mucho más desempleo, mucho más, cada empleo perdido para nosotros representa una persona, un padre una familia que necesita nuestros servicios , y mas durante esta pandemia, se ha recrudecido la inseguridad alimentaria”.

Dijo que en diciembre pasado la tasa de desempleo fue del 4.3 por ciento, mientras que en septiembre de este año alcanzó el 15.5 por ciento y en octubre de 12.3 por ciento.

“Hay mucho apoyo que podemos brindar”, dijo Nguyen. “Cuidado de niños, ayuda con el transporte, gastos relacionados con el trabajo como herramientas y libros”.

Para más información acerca de GAIN llamar a (866) 292-4246 o comunicarse con DPSS al (866) 613-3777 

www.dpss.lacounty.gov. 

CalFresh: https://www.getcalfresh.org

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más