Aseguran que aumentan casos de violencia doméstica durante la pandemia

Por: Nora Estrada
Young woman is resting her head on a table and crying as her abusive partner is hovering behind her with his fists clenched

Los Ángeles.- Frustraciones como la pérdida de empleo, falta de dinero, riesgo de perder la vivienda y el permanecer en casa para evitar la propagación del Covid-19 contribuyen al aumento de casos de violencia doméstica durante la pandemia.

De acuerdo al diario de medicina de Nueva Inglaterra, una de cuatro mujeres han sufrido abusos por parte de sus parejas sentimentales y uno de cada 10 hombres son víctimas de sus mujeres, informó el psiquiatra Ravi Chandra, de San Francisco.

Además de Chandra, otros especialistas que participaron en la teleconferencia organizada por Ethnic Media Services el 3 de diciembre son: HaNhi L. Tran, fiscal de distrito adjunto de la Oficina del fiscal de distrito del condado de Santa Clara;  Johanna Thai Van Dat, abogada del personal de la Oficina del Facilitador de Derecho de Familia del Condado de Santa Clara / Centro de Autoayuda y Fawn Jade Korr, abogada senior de Bay Area Legal Aid.

Los expertos dijeron que las llamadas a líneas de ayuda telefónica por violencia doméstica disminuyeron debido a que muchas veces las víctimas no tienen acceso a un teléfono, denunciaron que refugios que albergan a las mujeres que solicitan ayuda están llenos y que no aceptan mas víctimas de abuso por miedo a contagiar de Covid-19 a los miembros existentes.

“El Covid-19 es un factor estresante… La pandemia ha exacerbado la violencia doméstica. El aislamiento, el estrés financiero da más oportunidad para generar la violencia en el hogar, y si ya tenían una situación precaria, estos factores aumentan las posibilidades”, señaló Chandra.

El también autor del libro “Asian American Anger: It’s a Thing” dijo que hay contradicción en los informes del número de llamadas a las líneas de ayuda.

“Algunos indican aumentos y otros reducciones del 50 por ciento, quizá por la dificultad de las victimas de hacer llamadas privadas ante el aislamiento. Es difícil encontrar datos sobres la violencia doméstica, pero los expertos esperan un aumento en abusos y homicidios porque los desastres en el pasado han exacerbado la violencia y COVID-19 refuerza factores de riesgo para la violencia domestica”.

Chandra añadió que el problema será más grave para las comunidades marginadas.

“Veremos un efecto mayor en ellas”, dijo.

Incluso, agregó, el bullying en las escuelas también ha aumentado con Donald Trump en el poder.

Explicó que en el 2019 la administración Trump redujo severamente la definición de violencia doméstica y abuso de pareja íntima para incluir solo la agresión física, excluyendo el abuso psicológico y verbal.

Chandra también señaló que la administración ha dejado sin efecto la Ley de Violencia contra las Mujeres, redactada en 1994 por el entonces senador Joe Biden. 

La ley, que debe ser re-autorizada cada cinco años por el Congreso, ha sido acreditada con una caída del 60 por ciento en la violencia doméstica entre los años 1994 y 2010.

Chandra dijo que los hombres también sufren violencia doméstica física y mental.

“La pandemia parece estar cambiando el entorno para los hombres dándoles mas espacio para la vulnerabilidad”, comentó.

SISTEMA LEGAL ​MARGINA A MUJERES DE COLOR

Fawn Jade Korr, abogada senior de Bay Area Legal Aid, habló sobre cómo la policía y el sistema legal a menudo fallan a las víctimas de abuso, particularmente a las mujeres de color. 

Explicó que las respuestas de los jueces y los agentes del orden difieren según el origen étnico de la sobreviviente.

“El sistema judicial y la aplicación de la ley han fallado a los sobrevivientes debido a la falta de capacitación adecuada en prejuicios implícitos en la aplicación de la ley” dijo Korr. “La mayoría de sus clientes no sienten el apoyo de la policía cuando llaman para reportar una violación de una orden de restricción temporal por parte del abusador, o para ayudarlo a sacarlo de la casa”.

También afirmó que para quienes no tienen representación legal, las barreras pueden ser insuperables.

“Creo que es realmente importante que todos los agentes de policía puedan dar respuestas culturalmente sensibles a los sobrevivientes de violencia doméstica”, señaló. “Las personas indocumentadas y los inmigrantes nuevos se sentirán incómodos al compartir los detalles de su abuso con la policía”.

El sesgo también debe neutralizarse cuando los sobrevivientes ingresan a la sala del tribunal, dijo.

“Estos son problemas continuos no específicos de Covid-19”.

RECURSOS PARA VÍCTIMAS

Por su parte, Tran, habló sobre las órdenes de restricción y el proceso en la Corte Criminal de esa localidad para las víctimas de violencia doméstica y sus abusadores en época en que muchos sistemas judiciales han recortado esos servicios debido a la pandemia.

Tran dijo que las víctimas pueden obtener ayuda de los defensores de las víctimas en la oficina del fiscal de distrito, quienes reservarán una sala de conferencias en la que la sobreviviente puede escuchar con seguridad los procedimientos judiciales y abogar por sí misma.

“En el Condado de Santa Clara nuestro sistema procesa casos de violencia doméstica durante todo el tiempo de Quedarse en Casa”, dijo. “El condado ha restringido severamente la cantidad de personas que pueden acudir a la corte, pero las víctimas aún pueden comparecer a los procedimientos por video o llamadas telefónicas”.

Tran informó que en el Departamento del Juzgado de Santa Clara del Condado de Santa Clara también cuenta con un servicio público a donde las víctimas pueden recurrir para ayuda.

“Los abogados defensores de las víctimas siguen trabajando, se contactarán con las víctimas respetando los protocolos de la pandemia y de manera remota para ayudarlas a que los gastos médicos, en dado caso, les sean reembolsados, así como conseguirles asistencia doméstica de emergencia”, agregó.

También dijo que el servicio se brinda en los idiomas inglés, español, vietnamita, ruso, chino, entre otros.

En cuanto órdenes de restricciones para las víctimas, explicó que hay dos tipos.

“El primero, una orden de protección de emergencia cuando se llama a la policía y el oficial está en presencia durante un periodo de tiempo muy limitado. Y la otra de orden de no contacto y de contacto pacifico.

“La orden de no contacto es que no se puede tener ningún tipo de contacto con la victima”, agregó. “Y la orden de contacto pacifico dice que el abusador no debe atacar, no debe perturbar la tranquilidad de la víctima, incluyendo el asalto verbal”.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más