Califica de colosal y catastrófica la crisis de inquilinos en riesgo de ser desalojados en California

Por: Nora Estrada
Millones de californianos podrían enfrentar desalojos por falta de pago de alquiler debido a la pandemia.

Por: Nora Estrada / Kiosko Magazine

Los Ángeles.- El asambleísta de California, David Chiu, calificó de colosal el problema de unos 4.3 millones de inquilinos en riesgo de ser desalojados por la falta del pago del alquiler.

El representante del Distrito 17 de la Asamblea que abarca el este de San Francisco ha estado a la vanguardia de los esfuerzos legislativos para evitar los desalojos masivos de millones de californianos que se han quedado sin pagar alquiler al tiempo que se asegura de que los propietarios puedan cumplir con sus obligaciones financieras.

El también presidente del Comité de Vivienda y Desarrollo Comunitario participó en el proyecto de ley de emergencia AB 3088 que aprobó hace unos días la Legislatura Estatal y que proteja a los inquilinos de desalojos en California 

“Hace semanas el Consejo Judicial de California en representación de nuestro sistema judicial anunció que planeaban levantar la moratoria temporal de desalojo en todo el estado ayer primero de septiembre”, dijo. “Así que eso ahora se aprobó”.

Pero Chui, quien ofreció una teleconferencia oiga izada por Ethnic Media Services, comentó que no está conforme con esa ley que brinda una solución temporal.

Pero también dejo claro que de acuerdo a la problemática, eso es mejor que nada.

“La AB 3088 es una solución imperfecta pero necesaria para un problema colosal, pero no es la solución definitiva.

“Este no es el proyecto de ley que yo quería aprobar. Presenté la AB 1436 con la coalición de cientos de organizaciones laborales y progresistas de inquilinos para aprobar lo que creemos que era un conjunto de soluciones mucho más significativo para los inquilinos, pero no se lorgó”. 

Añadió que de acuerdo a la situación, la AB 3088 es mejor que nada.

“Pero entre el proyecto de ley que acabamos de aprobar versus nada y las consecuencias de no hacer nada son demasiado terribles”,

Informó que los indocumentados también califican para esta moratoria de desalojos. 

“La propuesta aplica para todos los californianos sin tener que ver su estatus migratorio”, señaló.

El proyecto de ley AB 3088 extiende la moratoria de desalojo del estado hasta el 31 de enero de 2021. 

Pero, añadió, los inquilinos deben firmar una declaración bajo pena de perjurio que muestre pruebas de dificultades económicas relacionadas con COVID-19. 

“La declaración debe firmarse antes del 5 de octubre”, informó.

Chui también recalcó que la renta restante, más el alquiler adeudado antes de la aprobación de la ley, se convertiría en responsabilidad civil. 

“Los propietarios pueden llevar a sus inquilinos a la Corte de reclamos menores a partir del primero de febrero de 2021, pero no pueden desalojarlos por renta vencida”, explicó.

El asambleísta enfatizo que el proyecto de ley también promulgaría la Ley de Alivio para Pequeños Propietarios y Propietarios de Vivienda COVID-19 de 2020.

“Esto exige que los administradores hipotecarios deben trabajar con los pequeños propietarios y propietarios para evitar ejecuciones hipotecarias”, comentó.

La nueva ley que entró en vigor inmediatamente da alivio a 17millones de inquilinos californianos.

“No podemos dejar que haya  un desalojo masivo. Hay mucha gente que no ha podido pagar el alquiler”, expresó.

También dijo que la idea es darle a los inquilinos tiempo para que se recuperen para que los propietarios de vivienda puedan cobrar.

Dijo que el proyecto consta de tres fases de tiempo.

La primera es la fase pandémica, la segunda es la de transición y la tercera, es el periodo posterior al primero de febrero del 2021.

“La primera fase inició en marzo cuando comenzó la pandemia hasta finales de agosto de este año. La segunda fase es la fase de transición entre el primero de septiembre hasta hasta el 31 de enero de 2021.

“Y la tercera sería el período posterior al primero de febrero del próximo año”, explicó. Entonces, cada una de esas fases implica diferentes protecciones para los inquilinos para evitar una acción de desalojo que podría comenzar el 1 de febrero del próximo año”.

Chiu dijo que los arrendatarios deben pagar al menos el 25 por ciento de la renta en los próximos cinco meses.

“Si un inquilino no puede pagar el 25 por ciento de su alquiler durante un mes, aún estaría protegido”, dijo.

El asambleísta explicó que el proyecto de ley también promulgaría la Ley de Alivio para Pequeños Propietarios y Propietarios de Vivienda COVID-19 de 2020, que exige que los administradores hipotecarios deben trabajar con los pequeños propietarios y propietarios para evitar ejecuciones hipotecarias.

LOS DERECHOS

Chiu dijo que para que los inquilinos deben firmar una declaración bajo perjurio antes del 5 de octubre en el que expliquen su situación ara evitar ser desalojados.

“Y en lugar de un aviso de tres días de desalojo después del término de la moratoria ahora tendrían 15”, comentó.

Dijo que los inquilinos también tendrán una protección para que no sean intimidados ni reportados a los agencias de crédito.

IMPACTO DESPROPORCIONADO

Chui dijo que crisis económica por la pandemia impacta desproporcionadamente a las comunidades de color.

“Un cuarto de los novecientos tres mil hogares de inquilinos afectados por la pérdida de empleos relacionados con el Covid-19 son hogares de color, lo que significa que incluyen negros, latinos, asiáticos u otras personas de color.  

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más

Translate »