Reclaman ayuda en el Condado Imperial porque alarma alto porcentaje de cantagiados por Covid-19

Por: Nora Estrada
Trabajadores agrícolas del Condado de Los Angeles. Foto: Facebook

Por: Nora Estrada

Los Ángeles.- Con una tasa de infección por Covid-19 seis veces más alta que el promedio estatal, las unidades de cuidados intensivos (UCI) colapsadas y con una cuarta parte residentes en pobreza, activistas y líderes del Condado Imperial hacen un llamado a las autoridades para controlar la pandemia.

¿Qué estrategias de salud pública han fallado en el lugar? 

Los que abogan por los más vulnerables, los trabajadores agrícolas y esenciales opinan lo que debe se debe hacer para que el lugar deje de ser llamado el “hot spot” del Covid-19.

El Condado Imperial está ubicado en el sureste de California, limitando con Arizona y el estado mexicano de Baja California, por lo que tiene un movimiento transfronterizo masivo de productos y personas todos los días.

De acuerdo al Censo de 2010, la población era en ese entonces de 174 mil 528 y el 80 por ciento latina.

La economía del lugar se basa en gran medida en la agricultura de riego.

Desde el comienzo de la pandemia, la tasa de infección del condado ha sido aproximadamente seis veces mayor que el promedio estatal, con 2 mil 835 casos por 100 mil personas versus 491 casos por 100 mil en todo California.

Pese a que se dio a conocer las consecuencias del Covid-19, los trabajadores y los productores agrícolas continúan trabajando en los campos, unos por miedo a perder su trabajo y otros por no perder millones de dólares. 

Trabajadores agrícolas del Condado Imperial. Foto: Facebook

SIMBOLO DE DESIGUALDADES

Luis Olmedo, director ejecutivo del Comité Cívico del Valle Inc., dijo que en el Condado Imperial hay muchas más infecciones, hospitalizaciones y muertes por coronavirus de las que su tamaño justifica, por lo que se requiere ayuda inmediata.

Añadió que la Covid-19 simplemente expuso problemas subyacentes. 

“Somos el símbolo de esas desigualdades y la razón por la que no estamos capacitados de controlar la covid-19. 

“Hemos estado pasando desde hace mucho tiempo por pandemias, por bastantes recortes monetarios que afectan directamente a nuestros trabajadores agrícolas, los que están al frente”, mencionó. 

Olmedo comentó que una de cada cuatro personas en El Centro vive por debajo del umbral de pobreza, y las tasas de desempleo se han mantenido de manera constante muy por encima del resto del país. 

“Esta Pandemia ya ha afectado al 85 por ciento de latinos, y las razones son por la falta de información y por las desigualdades, por supuesto sin olvidar a la comunidad afroamericana. 

“Es importante canalizar inmediatamente la ayuda necesaria para poder combatir a la COVID-19”, agregó. “Debemos tener la atención de nuestros líderes políticos y de la inversión monetaria. No es momento de divisiones políticas, necesitamos que la legislatura, nuestro gobernador, nuestro presidente y las leyes federales se pongan de acuerdo y se pongan a trabajar y abordar estos problemas existentes por décadas, o nos van a ignorar porque somos latinos, porque somos personas de bajos ingresos. Necesitamos una respuesta rápida. ¡No hay excusas!

IGNORAN ADVERTENCIAS

Por su parte, Edward Flores, profesor asistente de sociología de la Universidad de California, Merced, opino que es necesario que las autoridades hagan un informe sobre las tasas de infección por industria para tratar de frenar la propagación de la Covid-19. 

“Si no lo hacemos, frustraremos los esfuerzos para detener la propagación de la enfermedad.

Dijo que empresas agrícolas y contratistas fueron advertidas con cartas que se deben tomar medidas de seguridad.

“Pero la mayoría fueron ignoradas, y es por eso que estamos viendo estos resultados tan alarmantes. Algunos empleadores se niegan a pagar a los trabajadores que están infectados, culpándolos por no cuidarse a sí mismos.

“Tanto los trabajadores indocumentados como los que tiene permiso para trabajar, laboran con miedo de perder sus trabajos si se quejan del virus.”, agregó. “Los trabajadores que ganan por debajo de un salario digno muestran altas tasas de la COVID-19”. 

Armando Elenes, secretario tesorero de United Farm Workers, coincidió con Flores al manifestar que los productres no hicieron su parte.

“Pero la mayoría de las peticiones fueron ignoradas porque la continuaron trabajando normal, y esa es una de las razones por la que los contagios continúan avanzando”, dijo.

Agregó que hasta la fecha tienen tres problemas principales a los que se enfrentan.

“Contacto cercano, como por ejemplo, que la mayoría de los trabajadores se reúnen para viajar en un solo automóvil, que la mayoría viven juntos en un solo departamento, y esas condiciones son una fuente alta de infección.

“Al mismo tiempo, la mayoría de las fábricas tienen bodegas y empacadoras, las cuales son focos rojos también de infección”, explicó. 

DESINFORMACION

Una enfermera del Centro de Bienestar Calexico, dijo que la salud, desinformación y educación de los afectados juega un papel muy importante para aumentar la lista de casos infectados por la Covid-19.

“Muchos residentes son más vulnerables porque ya padecen diabetes u otras enfermedades y no saben cómo controlar sus afecciones”, comentó García. “Por ejemplo, no toman sus niveles de glucosa, no saben cómo comer adecuadamente y no obtienen las citas que necesitan.

Agregó que muchos residentes no cuentan con teléfonos celulares inteligentes, lo que los priva de realizar consultas a distancia.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más