La pandemia revela discriminación en el sistema de la salud

Por: Nora Estrada


Los Angeles.- Debido a las protestas que se registran en todo el país debido a la muerte del afroamericano George Floyd luego de que fue torturado por un policía en Minneapolis aumentará de manera significativas el número de infectados por el Coronavirus.

El doctor Tung Nguyen, especialista en medicina interna de la Universidad de California en San Francisco, explicó en una teleconferencia organizada por Ethnic Media Services que el uso de gas lacrimógeno que usan las fuerzas policiacas es otro factor importante para el aumento de infectados.

“Y  si el gobierno está preocupado por el aumento de casos de Covid-19, le recomendamos a la Policía no utilizar más ese gas”, señaló.

Dijo que de acuerdo a una encuesta, los hombres usan menos los cubrebocas que las mujeres, lo cual no es tan sorprendente porque, en general, los primeros no suelen cuidar su salud. 

“Pero a pesar de esta información, el uso del cubrebocas es mandatorio para ambos sexos, todo dependerá de cómo cada Condado lo exija”, comentó. 

Además, añadió, una investigación que se hizo entre 172 mil estudios de pacientes se encontró que el uso del cubrebocas es el factor número uno en la prevención de infección.

Y también que los trabajadores de la salud como enfermeras y doctores deben utilizar el cubrebocas N95. 

“Otro factor importante en la prevención de infección es la distancia social, de tratar de mantenerse por lo menos a 2 metros de distancia de otras personas, reducir las maneras en que las personas se ponen en contacto cercano con otras es esencial”, dijo. 

El distanciamiento social, comentó, quiere decir quedarse en casa lo más posible y evitar conglomeraciones y lugares públicos donde se hace más probable el contacto con otras personas.

Nguyen también dijo que la pobreza, educación y la falta acceso a seguro médico son las razones principales de toda la indignación cívica que se vive en todo el país.

“Esto aunado por supuesto al racismo, y por qué el racismo, porque todas las personas que sufren por esto tienden a enfermarse más, ya que todas esas preocupaciones, tristeza frustración hacen que el cuerpo cambie de manera adversa a la liberación de hormonas del estrés y neurotransmisores. 

“Y también por supuesto sabemos que el racismo puede llevar a la muerte”, enfatizó.

Como ejemplos, el especialista recordó a las muertes de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery, Tamir Rice, Eric Garner, Sandra Bland, Philando Castile, Trayvon Martin, por mencionar algunos. 

“Si vemos la causa de muerte de George Floyd y todas estas personas es por culpa de la enfermedad llamada racismo”, expresó.

Dijo que el racismo también subraya otros factores determinantes de la salud, específicamente los afroamericanos, quienes siempre han sufrido, no sólo de racismo, sino de degradación social.

“Y todo esto es antes de la Pandemia, entonces ahora la situación de este grupo étnico está empeorando aún más porque el Coronavirus afecta no sólo la salud, sino la economía. 

“En mi opinión, es muy estresante todo nuestro sistema disfuncional de la salud, ya no podemos seguir pretendiendo que es bueno, excepto por los privilegiados, es momento de quitarnos la venda de los ojos, ya no podemos seguir pretendiendo que todos se benefician o sufren igual”, manifestó. 

Dijo que angustia revelar que la mortalidad de los afroamericanos es tres o cuatro veces más que los blancos. 

Comentó que esto no es sorprendente para los investigadores porque antes de todo esto ha habido datos que muestran que incluso las personas afroamericanas de alto nivel económico tienen una vida mucho más corta que los blancos del mismo nivel. 

“El hecho de que a la mayoría de nosotros no nos interesaron estos informes y luego seguimos adelante es lo preocupante. Entonces, los datos de la pandemia han sido reveladores, es por eso que es muy importante la entrega de datos más precisos y lo ha sido durante décadas, y sabemos que los datos de esta pandemia han sido a menudo insuficientes e inexactos.

“Una cosa que he aprendido en los 20 años de investigación de disparidades es que cada vez que esos datos no están allí es porque a alguien poderoso no le importa, y cuando no es exacto es porque alguien poderoso lo quiere así”, señaló.

‘LA VIDA DE LOS NEGROS NO IMPORTAN’

El profesor de derecho en la Universidad del Sur de California, Jody Armour, fue más directo al argumentar que en Estados Unidos: “Las vidas de los negros no importan en esta nacion”.

“A la hora de abordar lo que serían los derechos civiles de los afroamericanos es protestar y volver a empezar”, expresó. 

Dijo que pese a las protestas nada ha cambiado.

“Cada vez que hay una erupción por la brutalidad policial se convocan comisiones, se celebran audiencias públicas, la gente desahoga sus frustraciones, y se ponen en marcha intervenciones, como el uso de cámaras corporales y entrenamiento sobre prejuicios implícitos.

“Y aquí estamos viendo un momento en Minneapolis, Minnesota, donde el departamento de policía tuvo todas esas intervenciones. Fue uno de los primeros departamentos en comenzar a implementar todas esas intervenciones y no resolvió el problema. Creo que nos estamos dando cuenta de que no hay un arreglo tecnológico”, dijo Armour.

Armour pidió a las ciudades que redujeran sus presupuestos de policía y desviaran el dinero a los servicios sociales.

El presidente y consejero general de MALDEF, Thomas A. Sáenz, habló del derecho al voto y la representación política justa/

“Hay un patrón que se repite y que se tiene que ver de cómo salir adelante. Nosotros estamos atravesando por diferentes crisis, una de esas es la pandemia del Covid-19, que nunca habíamos visto antes y las acciones de la gente por la muerte de George Floyd”, dijo.

Los cambios no solo deben ser financieros, también debe reformarse la ley, cómo seleccionamos a los elementos de la policía. En un nivel más profundo tenemos que mirar la cultura, que se continúan aceptando las desigualdades significativas, los actos discriminatorios por parte de algunas personas en situación de poder en cada aspecto de la vida.

Y hoy estamos enfrentando esas crisis, bajo el tal vez, más abiertamente racista y excluyente presidente que no hemos visto en mucho tiempo, pero lo que está por debajo de todo es que existe una cultura en donde aceptamos esas desigualdades discriminatorias.

Dijo que desafortunadamente en estas crisis se hace lo mismo.

“Por ejemplo”, añadió. “Los pasos que se han tomado para enfrentar esta pandemia sigue presente en la agenda la exclusión y la discriminación, es tiempo de que tenemos que juntarnos, unirnos como una sola comunidad para responder a esta pandemia, hemos estado inactivos y a nivel federal, y la legislatura continua excluyéndonos”.

En la pandemia se excluye de los cheques de estímulos fiscales a las personas que pagan impuestos con el número ITIN que son indocumentados, o a las familias de ciudadanos estadounidenses si uno de ellos es indocumentado a pesar de que pagan impuestos, sabemos que esa exclusión tiene un impacto discriminatorio particularmente en la comunidad latina y asiática, pero hasta ahora lo hemos aceptado.

También, el Departamento de Educación ha excluido a los niños indocumentados que son estudiantes de los fondos federales de alivio otorgados por esta pandemia a través de los lineamientos que estableció.

“La ideología del racismo y la discriminación esta detrás de todo esto, seguramente también habrá discriminación en el reclutamiento de los empleos al ser los primeros los blancos, y después los demás.

“Esta pandemia ya tiene un efecto de desigualdad en la distribución de apoyos y de servicios en las comunidades afroamericanas, latinas y asiáticoamericanas y otros grupos minoritarios, tenemos que anticiparnos al impacto de las desigualdades y tratar de actuar para prevenirlos”, comentó.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más