Confían en reactivación de pequeños negocios

Por: Nora Estrada
Muchos pequeños negocios propiedad de personas de monirias permanecen cerrados durante la pandemia Covid-19.

Los Ángeles.- Los pequeños negocios devastados por la pandemia Covid-19 sólo podrán sobrevivir con la ayuda de un nuevo fondo de estímulo federal, dijo Charles Phillips, director del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, empresario y filántropo 

Durante el panel convocado por Ethnic Media Services también participaron el representante demócrata de California Ted Lieu, la capitalista de riesgo Shelly Kapoor Collins, miembro del Grupo de Trabajo de Emprendimiento del Gobernador de California Gavin Newsom, y Sumita Batra, CEO de ZIBA Beauty Salons.

Desgraciadamente, la mayoría de los pequeños negocios quedaron fuera de la lista de beneficiarios del paquete de estímulo de 350 mil millones de dólares que aprobó el Congreso el pasado abril.

Ese estímulo, conocido  como Programa de Protección de Cheques de Pago, es un programa de préstamos para ayudar a las pequeñas empresas a sobrevivir durante la pandemia de COVID 19 al proporcionar ocho semanas de nómina y algunos fondos adicionales para gastos operativos. 

Pero fueron las grandes empresas con menos de 500 empleados los que se quedaron con ese dinero por sus buenas relaciones con los bancos, y contar con expertos para llenar las solicitudes.

“Lo que sucedió fue que las compañías más pequeñas no estaban relacionadas con bancos de grande escala, de hecho, hay una infraestructura financiera separada para ellos y esas organizaciones que se llama Community Development Financial Institutions o CDFI, (Institución Financiera de Desarrollo Comunitario).

Charles Phillips.

“Se trata de un banco privado que promueve la inclusión financiera y el desarrollo económico entre las comunidades más pobres y vulnerables a fin de crear puestos de trabajo, revitalizar las comunidades y facilitar la creación de riqueza comunitaria”, explicó Phillips. 

Agregó que las pequeñas empresas, una gran mayoría propiedad de minorí as, como personas de color o latinas, tienen capital limitado y les es muy difícil obtenerlo de inmediato.

“También se les dificulta el proceso de solicitud, y lo que pasó es que muchos no llenaron correctamente los procesos de solicitud”.

Dijo que en los factores que provocaron que los latinos dueños de pequeños negocios quedaron fuera del estímulo económico se debió principalmente al idioma.

“Tanto los latinos como los de otras etnias han tenido el problema por la barrera del idioma y otra que siento que es importante mencionar es que por ahí aparecieron corredores de bolsas que se aprovecharon de esta situación y cometieron fraude prometiendo a las personas llenar sus solicitudes, cosa que no pasó.

“Entonces hago un llamado a que no se dejen engañar por personas sin escrúpulos que se aprovechan de estas situaciones para cometer este tipo de fraudes. Hay mucha ayuda en estas organizaciones y por lo regular siempre habrá una persona que hable tu idioma”.

SE NECESITA OTRO ESTÍMULO ECONÓMICO

Phillips dijo que para ver florecer de nuevo esos pequeños negocios es otro estímulo económico de parte del gobierno federal.

“El pasado no fue suficiente. Nos urge otro estímulo, pero las buenas noticias es que se ha estado presionando a la Casa Blanca, se ha estado presionando al senador Mitch McConnell, se escucha en los pasillos que viene por ahí esa ayuda, porque la gente lo necesitará para sobrevivir el resto del confinamiento y lo que dure esta emergencia sanitaria”.

Lieu, que representa el 33º Distrito del Congreso de California, dijo que los demócratas lucharon arduamente para que la segunda ronda de fondos de estímulo fuera accesible para las empresas con menos de 20 empleados. Sin embargo, el desafío radica en informar a los dueños de negocios que estos fondos están disponibles.

Collins, quien también se desempeñó en el Consejo Empresarial Nacional de Mujeres de la administración Obama, enfatizó la importancia de garantizar que las mujeres tengan acceso al capital para comenzar y hacer crecer sus negocios. 

Alrededor de 12,3 millones de empresas en todo el país son propiedad de mujeres. Emplean a nueve millones de personas y generan $ 1.7 trillones en ingresos.

“Si las mujeres continúan ampliando sus negocios, tenemos la oportunidad de aumentar nuestro PIB en $ 500 mil millones”, dijo Collins.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más