Iglesias sonarán las campanas en señal de solidaridad y esperanza

Por: Nora Estrada
El Arzobispo José H. Gómez pidió a las Iglesias que hagan sonar la campana a las 12pm y a las 6pm como un signo de solidaridad y esperanza.

Los Ángeles.- Con el fin de reducir la propagación del Coronavirus, la Arquidiócesis de Los Ángeles anunció el cierre de todas las iglesias al público hasta nuevo aviso y sonarán las campanas en señal de solidaridad y esperanza.

“Nuestra comunidad de fe está totalmente comprometida a hacer todo lo posible para limitar la propagación de esta amenaza a la salud pública mundial. Estamos tomando estos pasos extraordinarios para garantizar la seguridad y el bienestar de los fieles y del público, así como de todos los que continúan sirviendo en nuestras parroquias y ministerios. 

“Mientras que los edificios de nuestra iglesia se cierran temporalmente durante esta crisis, nuestra Iglesia local está muy viva y continúa sirviendo y compartiendo la Palabra de Dios”, dijo el arzobispo José H. Gómez. “Animo a todos los católicos a continuar orando y unirse a la comunión para la celebración de la Santa Misa de forma remota a través de Internet, televisión o radio”.

El arzobispo también hizo un llamado a todas las parroquias que pueden tocar sus campanas a las 12:00 del mediodía y a las 6:00 de la tarde todos los días como un signo de solidaridad y esperanza. 

“Ahora más que nunca debemos seguir anclando nuestros corazones y nuestras mentes en la verdad permanente del amor de Dios por nosotros, sus hijos e hijas. Nos mantenemos fuertes en la fe sabiendo que Dios estará con nosotros siempre”, agregó.

Las adaptaciones adicionales a las pautas litúrgicas se agregaron a las instituídas previamente por la Arquidiócesis para ayudar a los sacerdotes a realizar sus ministerios mientras se adhieren a las recomendaciones y órdenes preventivas locales y estatales recomendadas. 

DIRECTRICES LITURGICAS PARA EL AÑO 2020 DEBIDO A LA PANDEMIA DE COVID-19 (Actualizado: 24 de marzo de 2020) 

GENERAL

Las iglesias parroquiales, capillas, centros y misiones se cerrarán al público a partir del 24 de marzo de 2020 hasta el 19 de abril de 2020 (inclusive), o hasta nuevo aviso.

Las oficinas de la iglesia deben estar cerradas al público. Los pastores pueden permitir que un número mínimo de miembros del personal de la parroquia (menos de 10) continúen trabajando en la oficina siempre que se observe el distanciamiento social.

Las parroquias equipadas con un sistema de campanas están invitadas a tocar las campanas de sus iglesias a las 12 p.m. (mediodía) y 6 p.m. como un signo de solidaridad y esperanza, de acuerdo con las ordenanzas de ruido de la ciudad.

MISA

La celebración pública de la misa se suspendió en la Arquidiócesis de Los Ángeles hasta el 19 de abril de 2020 (inclusive), o hasta nuevo aviso. Se alienta a los sacerdotes a continuar celebrando la Misa por sus fieles, pero en forma de una “Misa privada” (es decir, sin una congregación) en su iglesia o capilla para ser transmitida en vivo. Uno o dos ministros pueden ayudar al sacerdote.

Se invita a las parroquias a informar a sus feligreses de oportunidades para ver misa u otros servicios a través de la transmisión en vivo. Las misas de los días laborables y los domingos se transmitirán en vivo desde la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles a través de la página de Facebook de los católicos de Los Ángeles, facebook.com/lacatholics. Para obtener más información sobre transmisiones masivas adicionales en TV y radio, visite lacatholics.org/mass-for-the-homebound.

RECONCILIACIÓN / CONFESIÓN

Las parroquias deben cancelar todos los servicios de penitencia cuaresmal y suspender todos los tiempos de confesión programados regularmente.

Los sacerdotes pueden ofrecer el Sacramento de la Reconciliación en peligro de muerte o situaciones extremadamente extraordinarias, en cuyo caso, los feligreses deben concertar una cita con el sacerdote. Observe el distanciamiento social y, al mismo tiempo, garantice la privacidad del penitente.

UNCIÓN DE LOS ENFERMOS

Los sacerdotes deben atender las necesidades de aquellos que piden la Unción de los enfermos. Si un sacerdote está enfermo o se considera que es una persona de alto riesgo (por ejemplo, mayor de 65 años, padece afecciones respiratorias, está inmunocomprometido, etc.), debe solicitar la asistencia de otro sacerdote.

Los sacerdotes que atienden las necesidades de los enfermos deben observar todos los protocolos sanitarios adecuados. Si se encuentra en un hospital, regístrese con el personal médico adecuado y siga sus instrucciones antes de entrar y salir de la habitación del paciente. Para las visitas domiciliarias, esto incluye, entre otros, lavarse las manos antes y después de la visita, usar guantes, una mascarilla y una bata para cubrir la ropa.

Si lo desea la persona que solicita el Sacramento de la Unción de los Enfermos, los sacerdotes pueden escuchar la confesión de la persona enferma y otorgar la absolución individual.

Por el momento, las llamadas por enfermedad y la distribución de la Sagrada Comunión para los confinados en el hogar están reservadas para ser realizadas únicamente por sacerdotes.

OTROS SACRAMENTOS

A menos que sea una emergencia, se pospondrá la celebración del Sacramento del Bautismo, incluidos los que habitualmente tienen lugar en la Vigilia Pascual.

La celebración del Sacramento de la Confirmación desde ahora hasta el 19 de abril de 2020 (inclusive), o hasta nuevo aviso, se pospone. La Oficina del Prelado Confirmador contactará a las parroquias con Confirmaciones programadas durante las fechas afectadas. La reprogramación se manejará más adelante.

FUNERALES 

Los funerales pueden llevarse a cabo solo en forma de “El Rito del Comando con elogio final” (también conocido como el “servicio junto a la tumba”) en el cementerio. Si la familia lo desea, se puede programar una misa conmemorativa de manera apropiada en una fecha posterior.

Se recomienda que los pastores notifiquen a los miembros de la familia que ya han programado misas funerarias.

SEMANA SANTA

El Arzobispo Gómez celebrará la Misa Crismal en la Catedral el 6 de abril de 2020. En lugar de asistir, se alienta a los sacerdotes y fieles a ver la transmisión en vivo de la Misa en la Catedral. Además, el Arzobispo celebrará las liturgias del Sagrado Triduo Pascual en el Catedral que también se transmitirá en vivo. Se alienta a los católicos a unirse de forma remota a través de transmisiones en vivo u otras transmisiones por televisión y radio. Para obtener una lista completa de las transmisiones disponibles, visite: https://lacatholics.org/mass-for-the-homebound/.

La celebración anual de la Bendición de los Animales en la calle Olvera ha sido pospuesta.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no aceptar si así lo deseas. Aceptar Leer más