En el país equivocado

Lupita, recuerdo cuando tus amigos querían seguir la fiesta en ese antro de Barcelona y nosotras queríamos descansar. Sin trasporte, caminamos kilómetros hasta llegar a tu departamento en la calle Padilla, cerca de la Sagrada Familia. Mary, recuerdo nuestro primer día en Madrid,...