Consejos de salud para estudiantes

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) brindan consejos de salud para que estudiantes se mantengan sanos durante el próximo año escolar.

Los tips van dirigidos a padres y escuelas para ayudar a los niños y adolescentes a ponerse en forma, tanto si apenas comienzan el jardín de niños como si están por empezar la preparatoria.

“Como padre y abuelo, sé que el regreso a la escuela es una época llena de tareas por hacer. Y aunque implique agregar una tarea más a la lista, recomiendo a los padres y alumnos seguir algunos consejos esenciales para la salud”, dijo el director de los CDC, el Dr. Robert R. Redfield. “Vacunarse contra la gripe este otoño, lavarse las manos seguido y hacer actividad física ayudará a que los alumnos estén más sanos y sean más productivos este año académico”.

Lavarse las manos

Los microbios están por todos lados. Si toca una superficie con microbios y después se toca la cara, puede enfermarse.

Pero esto se puede evitar. Lavarse las manos con agua y jabón es una de las mejores maneras de eliminar los microbios, evitar enfermarse y prevenir el contagio de resfríos, gripe y otras enfermedades.

Padres, maestros y estudiantes informados pueden enseñar a lavarse bien las manos para que las personas no transmitan microbios ni enfermedades a los demás. En la escuela, es importante que los alumnos se laven las manos antes de comer, después de ir al baño y después de sonarse la nariz, toser o estornudar. Lavarse bien las manos también ayuda a que los alumnos, sus familias y el personal de la escuela estén sanos para no faltar a la escuela ni al trabajo.

Comer bien y hacer actividad física

Mantener un peso saludable es muy importante, en especial para los niños. Casi 1 de cada 5 niños en los EE.UU. tienen obesidad, lo que los pone en riesgo de tener asma, apnea del sueño, problemas de huesos y articulaciones, presión arterial alta, niveles altos de colesterol y diabetes tipo 2. Los niños con obesidad también son más propensos a sufrir aislamiento social, depresión y baja autoestima.

La mayoría de los niños consume casi la mitad de sus calorías en la escuela. Por eso, la escuela es un lugar ideal para aprender a comer sano y practicar este hábito a diario: un regalo que perdura toda la vida. Consulte esta hoja informativa para aprender qué pueden hacer los padres y las escuelas para promover una dieta saludable, que incluya frutas y verduras frescas, cereales, lácteos, carnes magras y aceite en porciones controladas, con cantidades limitadas de grasas saturadas, azúcares agregados y sodio.

¿Sabía que la actividad física puede ayudar a reducir la ansiedad e incluso mejorar la concentración de los niños en la escuela? El tiempo que los niños pasan viendo televisión, jugando videojuegos y navegando en Internet es tiempo que podrían usar para hacer actividad física. Los expertos recomiendan que los niños hagan actividad física al menos 60 minutos al día. Puede ser antes, durante y después de la escuela; correr, caminar y practicar deporte: todo cuenta.

Limitar las bebidas endulzadas con azúcar

Aunque las calorías en las bebidas no están escondidas (aparecen en las etiquetas nutricionales), muchas personas no se dan cuenta de cuántas calorías tienen las bebidas que consumen. Pero hay una buena noticia: El agua es un sustituto fantástico, sin calorías y de bajo costo, de las bebidas endulzadas con azúcar. Beber mucha agua todos los días es un hábito excelente que aporta beneficios toda la vida.

No usar cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos son el producto de tabaco más usado entre los jóvenes en los EE. UU. En 2018, más de 3.6 millones de jóvenes, incluidos 1 de cada 5 estudiantes de preparatoria y 1 de cada 20 estudiantes de secundaria, usaron cigarrillos electrónicos (en los últimos 30 días).

La nicotina en los cigarrillos electrónicos puede dañar el cerebro en desarrollo de los adolescentes, en particular las áreas del cerebro responsables del aprendizaje, la memoria y la atención.

Para evitar que los jóvenes usen cigarrillos electrónicos, los padres y maestros pueden hablar con sus hijos y alumnos sobre por qué los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para la salud y predicar con el ejemplo, es decir, no fumar. Los administradores de las escuelas pueden implementar políticas de escuelas libres de tabaco que incluyan cigarrillos electrónicos.

Los CDC tienen recursos gratuitos, incluidas hojas informativas para padres y maestros y una presentación que los maestros y entrenadores pueden usar para ayudar a los alumnos a aprender sobre los riesgos del uso de cigarrillos electrónicos.

Mantenerse fresco

Las clases ya comienzan pero sigue haciendo calor. Aprenda cómo reconocer, prevenir y tratar enfermedades relacionadas con el calor. Recuerde estos consejos al hacer actividades al aire libre:

  • Programe los ejercicios y las prácticas más temprano o más tarde en el día, cuando hace menos calor.
  • Limite las actividades al aire libre, en particular cerca del mediodía cuando el sol está más fuerte.
  • Controle el ritmo de la actividad. Comience despacio y aumente el ritmo poco a poco.
  • Use filtro solar y vuelva a aplicarlo según las instrucciones del envase.
  • Beba más agua que de costumbre y no espere a tener sed para beber más. Los calambres pueden ser un signo temprano de una enfermedad relacionada con el calor.
  • Trabaje en equipo: controle el estado de un compañero de equipo y pídale a otra persona que haga lo mismo por usted.
  • Use ropa suelta, liviana y de colores claros.

Visite el sitio web de los CDC para encontrar consejos adicionales, incluyendo cómo prevenir las enfermedades relacionadas con el calor en los deportistas.

Mantenerse seguro

¡Atención! Cualquier niño puede caerse, golpearse la cabeza o sufrir una conmoción cerebral en la escuela, ya sea practicando deportes, en el corredor, en el patio, en la cafetería, etc.

About the Author
Nora Estrada naestrada@kioskonews.com

Related Posts