Trophy Boy es más que un corazón rítmico

Las Vegas.- El mexicano René Ortiz, mejor conocido como Trophy Boy o Chico Trofeo, conquista a la Ciudad del Pecado con su ritmo urbano latino.

De trayectoria corta, pero ruidosa, Trophy Boy cuenta que ya tiene cinco temas originales “Alma Latina”, “On My Way”, “Fruta Prohibida”, “Chico Trofeo”, de donde salió su nombre artístico, y “La Jefa”, tema que actualmente promueve.

“Todos los temas ya se encuentran disponibles en todas las plataformas digitales”, informó.

El cantante, de San Miguel El Alto, Jalisco, dijo que afortunadamente en su vida encontró una Ada Madrina, Amparo López, que le brinda las herramientas necesarias para desarrollar su talento artístico como canta autor y cantante a través de Cónica Records.

“A los 15 años me vine a Estados Unidos, no tenía idea de qué hacer, solo sabía que quería superarme y que para eso tenía que aprender inglés, e ir a la universidad. Llegué a Los Ángeles. Al poco tiempo tuve la oportunidad de grabar comerciales, participar en shows, pero se me complicaba porque en ese tiempo no hablaba inglés, estaba en el proceso de aprender y graduarme de la High School.

“Al terminar la High School me vine a Las Vegas, empecé a ir a la universidad sin saber exactamente qué quería.

“Pero como dice el dicho, cuando la vida te da limones, pues haz limonada, y en eso conocí a una personalidad de la radio y me llevó a trabajar, y vio que me gustaba hablar con las personas, que me desenvolvía. Descubrí que aquí en Estados Unidos sí se puede ser alguien en la vida en español, no nada más en la radio, sino en la música.

Ortiz dijo que en esa época fue cuando le despertó la pasión por la música, pero nunca imaginó que se fuera a subir a un escenario hasta su encuentro con López.

“Dios me puso en el camino a Amparo. Yo pasé por su tienda. Desde adentro ella me vio dudoso, pero como es excelente empresaria, me invitó a pasar a la tienda donde entre otras cosas ella vende Cd’s de música. Empezamos a platicar, ella me analizaba, hasta que tocamos el tema de mi pasión por la música, y ella se interesó, yo notaba que estaba muy empapada del negocio musical. Después me dijo que tenía Cónica Records. Me invitó hacer pruebas hasta que se convenció de tenía talento y potencial.

“Hoy, gracias a ella que me dio todas las herramientas para desarrollarme como cantante y pulir mi composición, estoy aquí”, expresó. “Ella me dijo que tenía potencial, me está puliendo y me pone productores y coristas y todo lo necesario, y yo estoy dándole duro”.

El Chico Trofeo, como también le llaman, dijo que el próximo proyecto es filmar el video de La Jefa.

“La verdad, mi carrera se está dando y estoy muy agradecido con Dios, con la vida y las personas que me están apoyando”, expresó. “Ahora trato de aprovechar las oportunidades como ciudadano americano, trabajando, estudiando y buscando nuevos horizontes”.

Pero la vida de Ortiz no ha sido color de rosa, a los 15 años perdió a su padre y dos años después a su madre en su natal México.

“Las adversidades solamente aparecen, y tu no sabes ni cómo salir de los malos tiempos. Ves todas las puertas cerradas, pero siento que es la fe lo que te ayuda a salir de la oscuridad, asi como la voluntad de Dios. A veces las malas situaciones son muy crueles, a veces ya no hay remedio y ya no se puede cambiar nada y solamente queda seguir adelante y buscarle, rascársela como uno pueda.

“Es difícil, no es fácil”, comentó con madurez. “En mi caso, las malas situaciones son para aprender de lo vivido, a no guardar rencor o quedarse atascado”

About the Author
Nora Estrada naestrada@kioskonews.com