Al Presidente le salió el tiro por la culata

Por Alicia Alarcón
Con el puño en alto, cubierta su cabellera dorada con la gorra roja que mostraba el logo de su campaña, el Presidente prometió una y otra vez que como Presidente, de un plumazo, desaparecería el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) y que haría pagar al vecino país su actitud comercial ventajosa contra el ¨el pobre y sufrido pueblo de Estados Unidos¨.

Después de casi un año de negociaciones con México, el Presidente tuvo que aceptar su fracaso y tragarse sus palabras al anunciar el pasado lunes en una conferencia de prensa en los jardines de la Casa Blanca, los cambios en NAFTA de los cuales un grupo de trabajadores mexicanos resultaron los más beneficiados.

Fiel a su fórmula de exagerar sus logros hasta la saciedad hasta que los demás se lo crean, el Presidente calificó los cambios en NAFTA como logros históricos jamás logrados por Presidente alguno desde la fundación de este país.

El Mandatario dio como prueba de su liderazgo el nuevo nombre del tratado: U.S. México-Canada Agreement. Puso a Canadá al final, será que sigue enojado con el Primer Ministro de ese país, Justin Trudeau
Para muchos analistas, el Tratado ¨Es la misma gata pero revolcada¨.

Con el cambio de nombre, el Mandatario espera probar a todos sus seguidores que sigue siendo el máximo negociante en beneficio de este país. La realidad demuestra lo contrario, las empresas automotrices y de otros rubros estadounidenses que operan en México no tienen ninguna intención de mudar sus operaciones a ninguna parte, menos a Estados Unidos. En México están muy a gusto, por el contrario, sus planes de expansión siguen adelante con nuevas fábricas y más contrataciones.

Uno de los cambios específicos que se detallan en el ¨nuevo¨ tratado es que las empresas extranjeras deberán aumentar el salario de los trabajadores s, que realizan específicas labores de ensamblaje automotriz a 16 dólares la hora. (Gracias Señor Trump.) Este aumento incluye a los mexicanos que ahora lo hacen.

La noticia del acuerdo se dio gracias a una negociación de último mínuto entre Canada y Estados Unidos. La ceremonia para la firma del nuevo Tratado Comercial se ha fijado para el próximo 30 de noviembre. El documento consta de 1,168 páginas sera enarbolado, sin duda, por el Presidente como una prueba de otra de sus promesas cumplidas. La primera fue encarcelar y tratar como criminales a los indocumentados. Promesa que ha cumplido a cabalidad y que también incluyó niños.

El Tratado de Libre Comercio de America del Norte que surgió en 1994 por iniciativa del Presidente de México Carlos Salinas de Gortari ha beneficiado las economías de los 3 países que lo integran, México, Estados Unidos y Canadá. Se espera que el Tratado sea ratificado por el Congreso de Estados Unidos, hasta hoy el intercambio comercial entre los participantes asciende a 1.2 trillones de dólares. Bonanza económica difícil de rechazar por ningún partido.

En México la noticia del acuerdo fue recibida con optimismo por el gobierno mexicano y por las empresas extranjeras que dependen de la mano de obra barata de los mexicanos para continuar con su solidez financiera.

En Jocotopec, Jalisco, como en muchos otros pueblos de México, la noticia trajo un gran alivio, ya que de haberse disuelto el Tratado, su economía local, basada en la exportación de frambuesa a su vecino del Norte hubiera colapsado. ¨Sin el Tratado nos mandan a todos a la ruina.¨ Aseguró el Ingeniero Industrial y Agricultor de esa región Manuel Palos.

Por su parte, el Lic. Marco Ornelas, asesor de industrias maquiladoras en Baja California, manifestó que gracias al Tratado de Libre Comercio la economía fronteriza se desarrolló y millones de residentes lograron un empleo seguro, beneficios y oportunidad de progresar en las empresas extranjeras.

¨Estas empresas dedicadas a la maquila son el sustento de millones de personas que tienen una vivienda digna, seguro médico para ellos y su familia, así como otros beneficios económicos que les proporcionan¨.

El Ingeniero químico, Raúl Angulo, uno de los pioneros de Autonética que ahora se conoce como Skyworks a nivel mundial, afirmó que en los últimos 25 años el progreso económico de México se ha dado gracias a la apertura comercial lograda por el Tratado de Libre Comercio. ¨Gracias al TLC surgieron empleos que sacaron a cientos de miles de personas de su extrema pobreza y los elevó a una categoría de clase media¨.

Por ahora falta esperar que la promesa que se incluye en el nuevo acuerdo de aumentar el salario a 16 dólares a los empleados del área automotriz, se cumpla y no termine en un acuerdo oscuro bajo lo mesa entre sindicatos y empresas, como se ha visto en el pasado.

About the Author
Nora Estrada naestrada@kioskonews.com

Related Posts