Promueven la diversidad cultural

Wilmer Valderrama visitó Brownsville, Texas, la frontera entre Estados Unidos y México, zona ejemplar de la diversidad que actualmente representa Estados Unidos. En esa ciudad se reunió con amigos actores Bianca Marroquín, Adrián Fernández, y los cantantes Rick y Mark Castillo.

Wilmer Valderrama estuvo en Brownsville, Texas, zona ejemplar de la diversidad que actualmente representa a Estados Unidos. Ahí se reunió con los actores Bianca Marroquín y Adrián Fernández, y con los cantantes Rick y Mark Castillo. Fotos: Especial

Brownsville, Texas.- Wilmer Valderrama visitó Brownsville, Texas, la frontera entre Estados Unidos y México, para promover el progreso cultural y la diversidad junto a sus amigos Bianca Marroquín y Adrián González y los músicos Rick y Mark Castillo.

El actor, director y activista es el vocero de la nueva campaña de Johnnie Walker, “Keep Walking America”, que celebra el avance de los valores que caracterizan el nuevo rostro de Estados Unidos.

Valderrama se reunió con personalidades de  con el fin de compartir las historias de progreso de personas que crecieron en ambos lados de la frontera y demostrar cómo influenció en ellos el pertenecer a dos culturas.

También caminó por la valla en la frontera cerca del Río Grande, presenció cómo las personas cruzan diariamente el Puente Internacional y habló con varios héroes locales para conocer de cerca sus sueños, desafíos e historias de progreso personal.

Al final de su recorrido, cientos de entusiastas admiradores despidieron a Valderrama antes de salir al aeropuerto en Brownsville dejando claro que esta comunidad es muy apasionada y que está llena de gente orgullosa de su tierra, de su herencia y sus historias.

“La experiencia de viajar a Brownsville, Texas, me inspiró bastante y me trajo mucha humildad. Tuve la oportunidad de reunirme con personas asombrosas que tienen una gran herencia y cultura y fue increíble oír de ellos mismos sus historias de progreso y perseverancia.

677599261_rm_5800_855fc69a85084d3cdd248cbf54b75a27“Mi viaje a la frontera para promover la campaña ‘Keep Walking America’ me conmovió profundamente”, dijo Valderrama antes de dejar la ciudad, “ya que no sólo representa mi propia historia como inmigrante, sino que también promueve un importante mensaje que es relevante para nuestro país”.

También comentó que considera que la cultura y la herencia son las mejor ventajas que uno tiene en la vida.

“Aceptar la diversidad cultural ayuda a definir a nuestro país, nos va a ayudar a avanzar juntos hacia un futuro más positivo”, enfatizó el actor.

Por su parte, Marroquín, quien nació en Brownsville y es la primera actriz mexicana en protagonizar una obra en Broadway, se reunió con Valderrama.

“Me siento muy afortunada de haber crecido tanto con valores mexicanos como con tradiciones americanas, ya que esto me permite ofrecerle mucho más al mundo.

677599261_rm_5961_69569d4b35b94ece93e9aa39e9ef6295“Fui criada por mujeres latinas que siempre insistieron en que nunca me rindiera y ahora tengo la responsabilidad de ser un ejemplo para otras personas”, expresó. “Espero ayudar a inspirar a una nueva generación a seguir sus sueños”.

Los también nacidos en la ciudad fronteriza de Texas, los hermanos Rick y Mark Castillo,  fundadores de la banda Del Castillo que han trabajado con el actor hollywoodense, tuvieron la oportunidad de ponerse al día mientras disfrutaban de un trago de Johnnie Walker e intercambiaban historias de cómo su herencia y cultura tuvieron una gran influencia en su música.

“Aunque seamos de un pequeño pueblo fronterizo, nuestra música no tiene fronteras y la disfrutan personas dondequiera que vamos, ya sea que estemos en Dakota del Sur o en Suramérica”, comentaron. “Estamos orgullosos de promover nuestra herencia a través de nuestra música, ya que en la modernidad todo gira en torno a compartir, lo cual que nos ayuda a todos a crecer y avanzar para ser mejores”.

González, quien también nació en la frontera y ahora vive en Los Ángeles, llevó a Valderrama al Río Grande, el cual representa la frontera física entre los Estados Unidos y México.

González, quien asistió a la escuela en Brownsville, pero vivía en Matamoros, México, compartió detalles de lo que significó crecer con ambas culturas cuando.

677599261_rm_5271_fc05254549a0d69ade4991214a99235e“Matamoros y Brownsville son ciudades hermanas, una no puede existir sin la otra y eso es exactamente lo que siento acerca de mi herencia y mi cultura. Cuando miras al otro lado del río, ambos lugares se ven muy similares.

Creo que no debemos tratar de señalar diferencias, sino más bien unirnos para celebrar nuestras semejanzas. Como estadounidenses, todos venimos de diversos orígenes y creo que eso es algo que debemos celebrar”, opinó.

Stephanie Jacoby, Vicepresidente de Johnnie Walker Norteamérica, opinó que es muy importante que asumir un papel activo en honrar las historias y apoyar las iniciativas que contribuyen de forma positiva en la cultura latina.

“Ahora más que nunca queremos promover activamente nuestro propósito dentro de la sociedad en vez de sólo declararlo. Nuestra experiencia en Brownsville comparte importantes mensajes sobre el  avance cultural y la diversidad que deben ser defendidos y celebrados”.

Por más de 200 años Johnnie Walker ha promovido a que las personas progresen en sus vidas.

About the Author