La diabetes: ¿un camino a la mala circulación?

APMA Diabetes Campaign Poster InfographicLa Asociación Podiátrica Médica Americana (American Podiatric Medical Association) anunció su nueva campaña, La diabetes: un camino a la mala circulación, que educará al público sobre la relación entre la diabetes y la enfermedad vascular.

La diabetes puede producir la ateroesclerosis, o la acumulación de placa que causa el endurecimiento y estrechamiento de las arterias. Esta acumulación resulta en una reducción del flujo de sangre a las piernas y los pies, conocida como la mala circulación.

“Sus pies son un sistema de alerta temprana de la enfermedad vascular”, dijo R. Daniel Davis, DPM, el presidente de la APMA. “Es por eso que los podólogos son frecuentemente los primeros médicos en detectar la enfermedad vascular. También es la razón por la cual es importante incluir a un podiatra médico como parte de su equipo de manejo de la diabetes”.

Dijo que la enfermedad vascular es grave y puede aumentar su riesgo de amputación.

“Si su condición empeora, puede ser necesario para su podólogo enviarlo con un cirujano vascular”, añadió.

Los podólogos son médicos especialmente capacitados para tratar condiciones del pie que podrían provocar la diabetes, como la neuropatía, infección y úlceras. Los estudios muestran que el cuidado suministrado por un podólogo puede reducir las tasas de amputación en un 45 a 85 por ciento.

La campaña La diabetes: un camino a la mala circulación, que tiene lugar durante el Mes de la Concientización sobre la Diabetes en noviembre, proporciona importante información sobre los riesgos específicos relacionados con la enfermedad, cómo examinarse los pies uno mismo, cuándo consultar a un podólogo, y más. Para más información sobre la campaña, y encontrar a un podólogo en su área, visite www.apma.org/diabetes.

La Asociación Podiátrica Médica Americana (American Podiatric Medical Association, APMA) es la principal organización profesional para los podólogos de la nación de hoy en día.

Para más información, visite www.apma.org.

SOURCE American Podiatric Medical Association

About the Author