Para morirse de miedo… y de risa

Gabriel Iglesias y Marlon Wayans durante una de las escenas de la cinta que se estrena este 18 de abril.

Gabriel Iglesias y Marlon Wayans durante una de las escenas de la cinta que se estrena este 18 de abril.

Por: Myriam Reyes

Los Ángeles.- ¿Miedo? ¿risa? o ¿risa de miedo? Un poco de todo eso experimentarás con la cinta A Haunted House 2 que llega a las salas de cine estadounidenses este 18 de abril.

Cruzando nuevas fronteras de diálogo y rompiendo muchas barreras desde la ultima película, A Haunted House 2 es la secuela de la exitosa película taquillera A Haunted House protagonizada por Marlon Wayans interpretando a Malcolm quien, después de exorcizar los demonios de su ex, empieza una nueva vida con su nueva novia y sus dos hijos.

A HAUNTED HOUSE 2 - PosterDespués de mudarse a la casa de sus sueños, Malcolm se encuentra otra vez rodeado de eventos paranormales.  Con una tensión inmensa y chistes súper divertidos, A Haunted House 2 está inspirada por la serie de franquicias y de programas de televisión sobrenaturales de terror, pero esta vez… no sólo la casa esta embrujada. Durante la promoción de la película, el guionista y actor Marlon Wayans, quien interpreta a Malcom en la historia, aseguró que lo que hace gracioso a este filme es que se ridiculizan mucho las situaciones de terror y de lo paranormal.

“Las secuencias de una franquicia siempre son muy divertidas porque puedes corregir las errores que hiciste en la primera película, es una oportunidad para mejorar todo. Y sí, ya tenemos ideas que estamos manejando para un tercer filme, pero antes de hacer cualquier cosa queremos esperar a ver cual es la respuesta del público a esta.

“La película es graciosa por la forma en que maneja las situaciones, me gusta hacer bromas de las cosas oscuras, mejor sonreir o tener miedo que estar triste”, comentó Wayans.

La actriz Jaime Pressley, quien caracteriza a Megan la novia de Malcolm, aseguró que trabajar con Marlon fue algo muy positivo ya que siempre cuida a las mujeres para que se sientan bien en el trabajo.

“La química fue muy buena, hicimos mucha improvisación dentro de la historia”, expresó. “Para mí hacer comedia es hacer sentir a la gente bien, pero cuando va mezclada del terror todavía podemos asustar a la audiencia pero después de esa reacción tiende a reirse porque se está dando cuenta de lo que pasa en cada escena, pero luego vuelve a asustarse aunque se trate de situaciones ridículas”.

About the Author

Related Posts