“A Hijacking” Piratas Somalíes Al Abordaje

A hijacking 2

Por: José Alberto Hermosillo.

 

“A Hijacking” es un filme realista, vívido y muy crudo.

Es un drama psicológico donde converge el cinismo de las corporaciones, la brutalidad de los atacantes y el sufrimiento de las víctimas de secuestro.

La nueva propuesta cinematográfica de Bélgica sigue la crónica del buque carguero MV Rozen que es abordado por piratas somalíes en las costas de África del Océano Índico.

El secuestro de sus tripulantes a cambio de millonarias sumas de dinero conlleva a las negociaciones de alto nivel con los ejecutivos de la corporación que administra la nave, el negociador que regatea tiempo y dinero para someter a los captores. Y las víctimas que tienen que aguantar de todo.

Es una película de altos contrastes donde los piratas somalíes quieren seguir financiando sus movimientos guerrilleros, los prisioneros tienen hambre y desesperación y quieren reencontrarse con sus familias, y los ejecutivos tienen un estilo de vida holgado en la gran urbe, en este caso en la ciudad de Copenhague.

Mikkel (Pilou Asbaek) es el cocinero que habla inglés y al hacer las traducciones toma uno de los papeles principales.

La cronología se da en tiempo y acciones: a las cuatro semanas el rescate pedido es de 15 millones, para el día 39 es de 5 millones. Atrevés de acciones frías y metódicas se negocia por 69 días hasta llegar al final inesperado.

La cinta europea, dirigida por el también escritor Tobias Lindholm (quien contribuyó en la redacción de la genial cinta de intriga aún por estrenarse: “The Hunt”), muestra lo intrincado de la trama a través de las palabras, no de las acciones, lo cual crea tensión, y eso es difícil de lograr en una película que se basada en un suceso de la vida real.

“A Hijacking” en algunos momentos los tiempos de elongación provocan que la acción se detenga creando una ansiedad innecesaria y más que eso cuestionándonos que tan fidedignamente se pueden reproducir situaciones extremas en el cine sin perder interés por la misma.

Las películas donde los terroristas son protagónicos están de moda, desde la controversial cinta Palestina “Paradise Now”, otra de igual intensidad es “United 93” de Paul Greengrass sobre uno de los aviones en los atentados de 11 de septiembre, la francesa que se estrena pronto es “The Attack” y la ganadora de la Palma de Oro en Cannes “Elephant” de Gus Van Sant. Y también las excelentes producciones mexicanas “Días de Gracia” y “Espacio Interior”.

Este tipo de cine nos adentra en un mundo desconocido, en eventos verídicos que consideramos fuera de nuestro horizonte.

Cuando la realidad supera a la ficción, reaccionamos y eso nos hace cuestionar sobre qué está pasando en nuestro mundo.

About the Author